Definición de Algas

Un alga es un ser autótrofo, generalmente acuático, capaz de sintetizar su propio alimento a partir de dióxido de carbono, empleando la luz del sol (fotoautrótofo). Es un término sin validez taxonómica que agrupa organismos de distintos grupos taxonómicos. Algunos autores definen las algas como organismos eucariotas, sin embargo otros incluyen a las cianobacterias (algas verde-azules) dentro del grupo.

Características generales

Al ser un grupo polifilético, hay pocas o quizás ninguna característica común que compartan absolutamente todos los representantes del grupo.

La mayoría de las algas son organismos fotoautótrofos como se señaló en la definición del concepto, sin embargo, algunas especies son consideradas mixotrofas, es decir que pueden ser fotoautótrofas o heterótrofas, mientras que las algas del género Prototheca se han adaptado a la vida parásita.

Todas las algas capaces de realizar fotosíntesis liberan oxígeno (fotosíntesis oxigénica), empleando para ello clorofila como el pigmento fotosintético más importante.

Pueden estar constituidas por una sola célula aislada, ser coloniales o incluso ser pluricelulares; algunos autores incluyen a todas las algas dentro del reino Protista, otros por su parte, solo incluyen en este grupo a las algas unicelulares y a las algas verdes (clorofitas), mientras que el resto de las algas pluricelulares las incluyen en el reino de las plantas.

Todas las algas pluricelulares carecen de tejidos y estructuras especializadas presentes en las plantas superiores, tales como floema, xilema, raíces, tallos, hojas, flores. En su lugar, pueden poseer una estructura de fijación denominada rizoide, un estípite y una o más láminas.

Otra característica común a las algas pluricelulares es la ausencia de una cubierta protectora de células estériles alrededor de las células reproductoras.

Clasificación de algas

Las algas tradicionalmente han sido divididas con base en un criterio práctico (su tamaño) o con base en la taxonomía.

Tipos de algas según su tamaño:

Microalgas

Como su nombre lo indica, son organismos microscópicos, no mayores de 200 micras, unicelulares individuales o coloniales. Son mayoritariamente acuáticas, aunque pueden encontrarse también en ambientes terrestres.

Algunos autores consideran como algas verdaderas únicamente a organismos eucariotas, sin embargo otros incluyen también a procariotas capaces de realizar fotosíntesis oxigénica. La eficiencia fotosintética de las microalgas, medida en capacidad para fijar dióxido de carbono y para producir biomasa, es superior a la de las plantas.

Las microalgas han sido objeto de creciente interés en la comunidad científica, debido no solo a su capacidad de liberar oxígeno y a que son la base de la mayoría de las cadenas tróficas en ambientes acuáticos, sino también por sus múltiples usos, entre ellos: remoción de contaminantes, tales como metales pesados, nitrógeno y fósforo; disminución de la demanda química y biológica de oxígeno en la columna de agua; producción de biocombustible; producción de biomasa para alimentación de animales y del hombre y de productos de interés médico.

Macroalgas

Son algas constituidas por numerosas células y visibles a simple vista. Al igual que las microalgas, forman una agrupación artificial, con organismos de distintos grupos taxonómicos.

Las macroalgas desempeñan un rol importante como productores primarios, también pueden servir como sustrato a gran variedad de organismos epibiontes. Algunas de ellas son usadas como alimento por el ser humano, siendo muy ricas en vitaminas y minerales.

Además de ello, pueden ser utilizadas para elaboración de fertilizantes, obtención de forraje para animales y obtención de bioactivos y otros compuestos de interés para diversas industrias, como la farmacológica, cosmetológica, agrícola, entre otras.

Tipos de algas según su taxonomía

Cyanobacteria

Aunque es un término prácticamente en desuso, estos organismos también eran conocidos como algas verdiazules. Algunos autores siguen considerando a las cianobacterias entre las microalgas, pero la tendencia mayoritaria en la actualidad es a considerar verdaderas algas solo a organismos eucariotas.

Chlorophyta

Las algas verdes (Chlorophyta) pueden ser uni o pluricelulares, habitan principalmente en hábitats de agua dulce, también existe un buen número de especies marinas, y en menor número también pueden conseguirse en ambientes terrestres.

Todas las clorofitas emplean las clorofilas a y b como pigmentos fotosintéticos, y almacenan almidón. Su pared celular es de celulosa y en ocasiones contiene carbonato de calcio.

Rhodophyta

Las rodofitas son un clado de algas principalmente marinas, con pocas especies de agua dulce o de ambientes terrestres. Su pigmento fotosintético principal es la clorofila a, y cuenta con otros pigmentos accesorios, como la ficoeritrina, responsable del color rojo característico de los representantes del grupo; a veces contienen también ficocianina, xantofila y carotenos.

Pueden ser unicelulares, pero la mayoría son pluricelulares, con un rizoide que puede ser filamentoso o en forma de disco, y talo en forma de filamento o lámina membranosa.

El material de reserva empleado por las algas rojas es el almidón de florídeas, el cual es un polisacárido químicamente más parecido al glucógeno que al almidón.

Algunas especies son extremófilas, pudiendo habitar en ventanas hidrotermales, calderas volcánicas y en ambientes altamente perturbados por actividades antrópicas.

Ochrophyta

Las algas ocres son un grupo muy variado en cuanto a forma y tamaño, están conformadas por algas unicelulares consideradas antes en grupos independientes, tales como las diatomeas y las Chrysophyta, además de las algas tradicionalmente conocidas como algas pardas o feofitas.

Las ocrofitas poseen varios tipos de pigmentos respiratorios, como son las clorofilas a y c, xantofilas y β-carotenos, que enmascaran el color verde de la clorofila.

La principal sustancia de reserva es la laminarina, algunas también almacenan alginatos. Ciertas especies unicelulares almacenan gotas de aceite que contribuyen con la flotabilidad del alga.

Las feofitas son las únicas representantes pluricelulares del grupo, no posee representantes unicelulares y todas ellas constan de rizoide estípite y láminas. Habitan principalmente en aguas marinas templadas y subpolares.

Algunas especies pueden superar los 60 metros de longitud y su crecimiento puede alcanzar hasta medio metro diario.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

Montoya, E.; García, Y. & Lira, C. (2017). Usos y aplicaciones de las macroalgas marinas: Una revisión. Boletín del Instituto Oceanográfico de Venezuela, 56(2): 89-101 (vía Researchgate).

Hernández-Pérez, A. & Labbé, J. (2014). Microalgas, cultivo y beneficios. Revista de Biología Marina y Oceanografía, 49(2): 157-173.

Nabors, M.W. (2004). Introduction to Botany. San Francisco: Pearson Education, Inc.

van den Hoek, C.; Mann, D.G. & Jahns, H.M. (1995). Algae: An Introduction to Phycology. Cambridge University Press.

Autor

Escrito por Carlos F. Lira G. para la Edición #103 de Definición MX , en 09/2021. Carlos es MSc. en Ciencias Marinas, mención Biología Marina del Inst. Oceanográfico de Venezuela, UDO. Profesor de Carcinología y Zoología Gral. en la UDO.

Más definiciones del autor