Definición de Altruismo

El individualismo es el sentimiento contrario al altruismo. En ocasiones, el ser humano se deja llevar por el ego de pensar solo en sí mismo. Sin embargo, en el corazón del hombre existe una vertiente social que se fundamenta a partir de tendencias tan importantes como el altruismo, es decir, la generosidad emocional. Es el acto de dar sin esperar nada a cambio.

Sin embargo, el altruismo literal resulta complejo en las relaciones personales puesto que en todo vínculo existe una búsqueda del equilibrio en el gesto de dar y recibir.

Generosidad emocional

El altruismo es una meta posible. Así lo muestra, por ejemplo, el voluntariado. Es decir, el hecho de que haya tantas personas que dedican una parte de su tiempo semanal para colaborar con una causa social que consideran justa.

Eso no significa que el altruismo siempre sea sencillo de practicar. En muchos momentos, supone un esfuerzo. El esfuerzo de posponer un deseo propio para anteponer un interés ajeno. Sin embargo, este aprendizaje emocional es muy importante, de lo contrario, la persona desarrolla una actitud egocéntrica y caprichosa. Fue el filósofo Auguste Comte quien utilizó la palabra altruismo.

En las relaciones personales, el altruismo también nace de la empatía de comprender el punto de vista ajeno. Es decir, nace de la escucha activa, de la honestidad, del respeto hacia otro ser humano.

El tiempo es uno de los bienes más importantes en la vida puesto que la existencia tiene principio y final. Por esta razón, el hecho de dedicar tiempo a otra persona es un claro ejemplo de altruismo, especialmente, cuando se trata de una acción que supone algún esfuerzo a modo de renuncia personal.

Ética personal

Los valores forman parte de la ética personal, marcan la pauta del obrar correcto. Uno de los valores más importantes es el altruismo, es decir, es uno de los pilares del compromiso social. Ya que la sociedad sería un caos si estuviese formada por personas que únicamente tienen sentimientos individualistas. El altruismo te permite mirar a otro ser humano como otro, es decir, como un ser digno de felicidad.

Pero la verdadera lección del altruismo reside en que la felicidad nace más del acto de dar que de recibir. Es decir, la persona experimenta felicidad en el hecho de realizar una acción buena. Y esta felicidad es la principal motivación del altruismo.

Imagen: Fotolia. jossdim

Definición Siguiente >>