Definición de Amblypygi

Amblypygi es un orden de arácnidos caracterizados, entre otros aspectos, por presentar unos pedipalpos prensores y muy desarrollados, y el primer par de patas caminadoras muy alargadas, filiformes y empleadas con fines sensoriales. Son de pequeño tamaño (0,5 – 4,5 cm), y se les conoce comúnmente con el nombre de arañas látigo, aunque no son realmente unas arañas (orden Araneae).

Características morfológicas generales

Los amblipigios o amblipigidos son artrópodos quelicerados, quiere decir que carecen de mandíbulas y en su lugar poseen quelíceros (primer par de apéndices). El cuerpo de estos organismos es aplanado y está dividido en dos tagmata unidos por un corto y estrecho pedicelo: el prosoma y el opistosoma.

El prosoma es el tagma anterior, en él se encuentran la boca, los ojos y los apéndices corporales. No presenta segmentación aparente y está cubierto por un escudo cefálico que asemeja a un caparazón.

El opistosoma es segmentado y más angosto que el prosoma. Está formado por 12 segmentos y carece de telson terminal. En la parte ventral del segundo segmento se encuentran los gonoporos, agujeros donde desembocan los conductos sexuales. Estos gonoporos están protegidos por un opérculo.

Al igual que el resto de los artrópodos, poseen un exoesqueleto rígido que los protege y que deben mudar para poder crecer. No existe muda terminal, es decir que mudan numerosas veces a lo largo de toda su vida.

Apéndices

Todos los apéndices de los amblipigios articulan con el prosoma. Están formados por distintos artejos que articulan entre sí.

El primer par de apéndices recibe el nombre de quelíceros, que al igual que los de las arañas, posee una uña terminal, pero a diferencias de estas, carece de glándula del veneno.

Los quelíceros se ubican a los lados de la boca y coadyuvan en el proceso de alimentación destrozando a las presas que son atrapadas y sostenidas por los pedipalpos.

Los pedipalpos son el segundo par de apéndices, son largos, su longitud cuando están completamente extendidos puede ser más de tres veces la longitud total del organismo. Están armados con numerosas espinas, principalmente en su margen flexor.

El primer par de patas es mucho más largo que los pedipalpos, puede alcanzar los 30 cm de longitud. Tiene forma de látigo, o de antena. La tibia y el tarso de estos apéndices están formados por numerosos segmentos, es decir, son multiarticulados.

Los tres pares de patas restantes son delgados y largos, entre dos y tres veces la longitud total del organismo, con la tibia y el tarso simples, no multiarticulados.

Alimentación y digestión

Debido a su estilo de vida, nocturno y extremadamente tímido, poco se conoce acerca de los mecanismos de alimentación de los amblipigios. Son organismos depredadores que se alimentan de otros artrópodos e incluso pequeños vertebrados. A diferencia de las arañas, carecen de glándula de veneno.

Las presas son capturadas con los pedipalpos, y retenidas entre la tibia y el tarso, con ayuda de las espinas que presentan en su margen flexor. Mientras la presa es retenida, los pedipalpos arrancan trozos de tejido con ayuda de su uña terminal, y liberan sus jugos gástricos sobre estos y el resto de la presa.

En Tobago existe una especie de amblipigio, llamada Heterophrynus cheiracanthus, que es capaz de capturar y alimentarse de camarones de río del género Macrobrachium.

Para capturar los camarones, el amblipigio se coloca en los bordes de las rocas ubicadas sobre un cuerpo de agua, con sus quelíceros y el primer par de patas caminadoras completamente extendidos y penetrando ocasionalmente en el agua, al detectar un camarón con sus patas anteniformes, rápidamente con sus quelíceros los atrapan dentro del propio ambiente acuático.

En general, los adultos capturan sus presas en horas nocturnas, mientras que los juveniles son más activos en horas de la madrugada, quizás como un mecanismo de defensa para evitar el canibalismo, que ha sido reportado en diversas especies de amblipigios.

Circulación e intercambio de gases

La circulación es típica de los artrópodos, con un corazón con ostiolos ubicado en una cámara o seno pericárdico, que bombea la hemolinfa hasta las lagunas hemocélicas (circulación abierta).

Una vez realizado el transporte de gases, materiales alimenticios y de desechos, la hemolinfa es oxigenada y no retorna directamente al corazón, sino que lo hace hasta el seno pericárdico. Desde el seno pericárdico esta hemolinfa ingresa al corazón por medio de los ostiolos, para ser bombeada nuevamente a las lagunas hemocélicas y continuar el ciclo.

En los amblipigios y otros artrópodos quelicerados, el intercambio de gases se realiza por medio de dos pares de pulmones en libro, que son invaginaciones de la cutícula en forma de lámina, presentes en cavidades en forma de saco ubicadas en el opistosoma, dando la apariencia de ser las hojas de un libro, de allí su nombre.

Estos pulmones en libro se comunican con el exterior por medio de orificios denominados espiráculos que están ubicados en la superficie ventral del segundo y tercer somito del opistosoma.

Sistema nervioso y órganos de los sentidos

El cerebro de los Amblypygi es ganglionar, compuesto por dos pares de ganglios: el protocerebro y el tritocerebro; el deuterocerebro está ausente. Del protocerebro parten los nervios que inervan a los ojos, mientras que el tritocerebro inerva a los quelíceros.

Del tritocerebro parten también los conectivos periesofágicos y el cordón nervioso ventral, que presenta ganglios a nivel de cada somito corporal.

Los amblipigios poseen generalmente cuatro pares de ojos, un par central y tres pares laterales, aunque algunas especies de hábitats troglobitas carecen completamente de ojos. Las patas anteniformes tienen funciones quimiorreceptoras y mecanorreceptoras.

Los quelíceros poseen órganos estridulantes en su cara interna, por lo que pueden emitir sonidos. Además, estos organismos son hidrófilos y se cree que pueden detectar el agua de alguna manera aún desconocida.

Excreción

La liberación de los desechos nitrogenados producto del metabolismo está a cargo de los túbulos de Malpighi y de las glándulas coxales. Los principales desechos nitrogenados son los cristales de guanina y ácido úrico, aunque pueden excretar otros tipos de compuestos.

Reproducción

Los amblipigios son dioicos, durante la fase reproductora existe cortejo. La fecundación es interna, pero no existe cópula. Los machos depositan los espermatóforos en el suelo, y durante el cortejo conducen a la hembra hasta el paquete de espermatóforos.

Los huevos fecundados (hasta 60 en cada puesta), son liberados y retenidos por la hembra en una bolsa ubicada en la región ventral del opistosoma. Luego de la eclosión, los juveniles se trepan a la región dorsal del opistosoma de la madre y permanecen allí hasta la primera muda, luego se independizan de ésta.

Distribución y hábitat

El orden Amblypygi está compuesto por cerca de 140 especies distribuidas principalmente en zonas tropicales de los continentes americano, africano y asiático. Dos especies han sido registradas en Grecia.

Son especies tímidas y de hábitos nocturnos, que huyen del sol. Generalmente habitan bajo rocas, en grietas y cavernas, entre la corteza de árboles y bajo troncos caídos, así como otros lugares alejados del sol.

A pesar de su carácter tímido, pueden ser halladas en el interior de viviendas, principalmente en baños y sótanos, entre escombros o bloques, o en cualquier zona oscura y húmeda.

Como ya se mencionó, a pesar de su apariencia escalofriante, no son peligrosas pues carecen de glándula de veneno, y en el interior de las casas pueden ayudar al control biológico de insectos y otros artrópodos.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

Marshall A. & Williams, W. (1985). Zoología. Invertebrados Volumen 1. Editorial Reverte.

Brusca, R.C. & Brusca, G.J. (2001). Invertebrados. 2da edición. McGrawHill – Interamericana.

Ladle, R.J. (2003). Fishing behavior in a giant whip spider. The Journal of Arachnology 31(1): 154-156.

Torres-Contreras, R., Armas L.F. & Álvarez-García, D.M. (2015). Cannibalism in whip spiders (Arachnida: Amblypygi). Revista Iberoamericana de Aracnología 26: 79-80.

Autor

Escrito por Carlos F. Lira G. para la Edición #103 de Definición MX , en 09/2021. Carlos es MSc. en Ciencias Marinas, mención Biología Marina del Inst. Oceanográfico de Venezuela, UDO. Profesor de Carcinología y Zoología Gral. en la UDO.

Más definiciones del autor