Definición de Ansiedad

La ansiedad es la respuesta de nuestro cuerpo ante una situación desagradable. Se podría decir que es una reacción de aviso del propio organismo, una manera de indicarnos que tenemos un desequilibrio de algún tipo.

Son muy diversos los factores que pueden provocar ansiedad: una forma de vida ajetreada y agobiante, problemas económicos o familiares, un ambiente hostil, una preocupación excesiva por algún asunto, un consumo de estimulantes, etc. No es habitual que una sola razón sea la causante de la ansiedad, pues normalmente son varios los elementos que la producen. Hay dos palabras que generalmente están asociadas a la ansiedad: estrés y angustia. De hecho, se podría decir que el estrés actúa como causa y la angustia sería el efecto.

En ocasiones, se habla de trastorno de ansiedad, puesto que es un padecimiento físico y psicológico que puede llegar a convertirse en un problema de cierta gravedad.

Algunos síntomas de la ansiedad

Uno de los síntomas más característicos de este trastorno es el mareo o la sensación de aturdimiento mental. Es habitual el dolor de cabeza o pinchazos en las sienes y la agitación y temblores del cuerpo.También es frecuente tener pensamientos negativos u obsesiones injustificadas sobre la muerte o ideas irracionales.

Se suele tener la sensación de una falta de aire, que puede ir acompañada de taquicardía o de una presión en el pecho. El miedo forma parte de la ansiedad, ya que el individuo que la padece se encuentra paralizado y angustiado por un temor que no puede controlar. Así mismo, los especialistas en el comportamiento indican que este trastorno conlleva una distorsión de la realidad, dando la impresión de que todo es raro, hasta el punto de que el individuo puede no reconocerse a sí mismo (lo que le ocurre parece que no está sucediendo realmente).

El conjunto de síntomas descritos ponen de manifiesto que la ansiedad afecta al individuo en su globalidad como persona, ya que su cuerpo, su mente y sus emociones se encuentran alterados en un cierto grado.

Las reacciones físicos y psíquicas de la ansiedad normalmente se manifiestan de manera conjunta. Si este tipo de síntomas se mantiene durante un tiempo prolongado, sería posible catalogar esta dolencia como ansiedad crónica, más conocida por las siglas TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada).

Definición Siguiente >>