Definición de Artículo Gramatical

El artículo es una categoría gramatical que señala al sustantivo, es decir, brinda información específica de este, y se caracteriza por ser parte de un conjunto fijo de palabras que concuerdan en género y número con el sustantivo al que determinan.

Reglas y ejemplos generales

Cuando decimos que un artículo señala al sustantivo, hablamos también de cómo estos concuerdan a nivel de género y cantidad numérica. Si yo digo: la niña está en su casa, el artículo “la” hace referencia a una palabra en femenino y singular. En la oración: vi unos perros ladrando, “unos” es el artículo y está determinando al sustantivo “perros”, por lo que ambos deben corresponder al mismo género y número, en este caso, decimos que es un artículo masculino plural (unos) que está determinando a un sustantivo masculino plural (perros). Esta es una de las características esenciales del artículo y nos permite identificar a qué sustantivo determina.

Los artículos se conocen como una categoría gramatical cerrada o finita debido a que poseen un número específico y limitado de palabras que son: el, la, los, las, un, una, unos, unas. Estos son todos los artículos, cualquier palabra fuera de estas no es un artículo. Es posible encontrar el artículo “el” dentro de una contracción con la preposición “de”.

Por ejemplo, en la oración: los niños del vecindario juegan por la tarde, observamos que “los” es un artículo que determina al sustantivo “niños” y ambos coinciden en ser masculinos y plurales; más adelante encontramos lo que se conoce como complemento de nombre o complemento adnominal que es la frase “del vecindario”, si la descomponemos tenemos: de el vecindario. Lo correcto es realizar la contracción “del” en lugar de “de el” pero eso no quita el hecho de que dentro tenemos un artículo singular masculino que determina al sustantivo “vecindario”.

Diferencia entre los artículos determinados e indeterminados

Existen dos clases de artículos: los determinados y los indeterminados. Dentro del grupo de los determinados tenemos a los artículos: el, la, los, las; mientras que dentro del grupo de los indeterminados tenemos: un, una, unos, unas. Las diferencias entre ambos grupos tienen que ver con el significado que se da al sustantivo, por ejemplo:

Me comí una manzana que estaba en el refrigerador.

Me comí la manzana que estaba en el refrigerador.

Las oraciones son las mismas, sin embargo, en la primera utilizamos un artículo indeterminado, mientras que en la segunda usamos uno determinado. La diferencia de significado puede indiciar lo siguiente:

Me comí una manzana que estaba en el refrigerador: había una bolsa de manzana y yo sólo tomé una.

Me comí la manzana que estaba en el refrigerador: había sólo una manzana en el refrigerador y yo me la comí, por lo que ahora ya no quedan más manzanas.

Como puedes notar, los artículos indeterminados nos pueden señalar un sustantivo del montón o que es parte de cierto grupo o que no tiene características específicas ni algún tipo de importancia: un balón (uno de los que venden en la tienda), una taza (una dentro del grupo que está en la alacena); mientras que los determinados hacen referencia a un sustantivo importante, único o simplemente más específico: el balón (el único que tenemos en la escuela), la taza (la que es mía porque tiene un dibujo de flores).

Finalmente, podemos hablar de cómo enlistar las características de un artículo dentro de una oración como parte de un análisis morfosintáctico:

Las criaturas del mar no deberían estar en una pecera.

En la oración anterior tenemos tres artículos “las”, “el” y “una”.

Las: artículo determinado femenino plural que determina al sustantivo “criaturas”.

El: artículo determinado masculino singular que determina al sustantivo “mar”.

Una: artículo indeterminado femenino singular que determina al sustantivo “pecera”

Excepciones, y explicación de por qué ocurre

Existe una situación en la que el artículo y el sustantivo pueden no corresponder en su género, esto sucede cuando los artículos “la” o “una” van seguido de un sustantivo que inicia con una /a/ tónica. Por ejemplo, en lugar de decir “la águila” decimos “el águila”, a pesar de que el sustantivo águila es femenino, de hecho, al hacerlo plural podemos decir “las águilas” sin ningún problema. De la misma forma podríamos agregar un adjetivo al sustantivo águila y este seguiría siendo femenino, por ejemplo, “el águila blanca” o “la hermosa águila”.

El artículo “la” es cambiado por “el” y el artículo “una” por “un” sólo para evitar un fenómeno llamado cacofonía que tiene que ver con un mal sonido al momento de pronunciar. Es difícil decir “la águila” o “una águila” debido a las dos /a/ juntas al momento de pronunciar. Otros ejemplos son “el arma/ un arma”, “el alma/ un alma”, “el arca/ un arca”, etc.; en cambio sí podemos decir “la araña”, “la aeronáutica” o “la aplicación” que, aunque son palabras que inician con el sonido (o fonema) /a/, no inician con sílaba tónica, por lo que el sonido resultante no es cacofónico.

Definición. Siguiente >>

Referencias Bibliográficas

Altieri, N. (1995). Manual de morfosintaxis. Puebla: BUAP.

Real Academia Española. Versión Digital (2021).

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #103 de Definición MX , en 08/2021. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.

Más definiciones del autor