Definición de La Batalla de Cepeda

El año 1820 fue decisivo para la historia argentina. Fue en ese momento en que se asistió a una grave crisis política que devino en la Batalla de Cepeda, un enfrentamiento armado entre las provincias del interior y Buenos Aires.

El triunfo obtenido por los federales de las provincias provocó como consecuencia la disolución del Congreso y la caída del Directorio, poder central instalado en Buenos Aires. Posteriormente el territorio se dividió en provincias autónomas con Estados independientes entre sí. Sin duda, el período inaugurado por la Batalla de Cepeda fue clave para la conformación de la Argentina, ya que dio lugar a un nuevo período de conflictos internos que tardarían años en resolverse.

Causas

Desde 1810, con la conformación del Primer Gobierno Patrio, Buenos Aires intentó subordinar a las provincias bajo su poder. No obstante, los pueblos del interior se opusieron a dicha dependencia. Básicamente se trataba de dos formas de entender a la soberanía: desde Buenos Aires se apoyaba la existencia de una única nación, mientras que el resto de las provincias sostenían que el territorio del antiguo virreinato estaba compuesto por múltiples poderes independientes entre sí.

Producto de estas tensiones, en 1815 se conformó la Liga de los Pueblos Libres, una alianza entre las provincias del Litoral y la Banda Oriental liderada por José Gervasio Artigas. Su objetivo era luchar por la conformación de una Federación. En otras palabras, buscaban que cada provincia mantuviera su autonomía pero unidas mediante una alianza para tratar los asuntos externos y la guerra.

Así, desde su surgimiento, la Liga de los Pueblos libres representó el descontento de las provincias del interior en cuanto al dominio porteño de la región y generó una constante oposición hacia el poder central con sede en Buenos Aires.

Las tensiones se agravaron en 1819, con la sanción de una Constitución de carácter centralista por parte del Congreso instalado en Buenos Aires. Asimismo, la derrota de Artigas en la Banda Oriental tras tres años de lucha contra los portugueses que invadieron la región, también fue motivo de disputa puesto que el gobierno central no hizo esfuerzos por favorecer su defensa.

Por lo mencionado, los federales finalmente decidieron atacar a Buenos Aires y el gobierno central porteño, al enterarse, ordenó la represión contra los ejércitos federalistas.

En la batalla

Por orden de Artigas, las fuerzas federales marcharon hacia Buenos Aires para realizar el ataque. Si bien el Director Supremo, José Rondeau convocó al Ejército del Norte para reprimir a los ejércitos federales, el mismo se amotinó en Arequito, desligándose de las fuerzas porteñas.

Con menos hombres de lo esperado, las fuerzas del Directorio lideradas por Rondeau, se enfrentaron a los ejércitos del litoral al mando de Estanislao López y Francisco Ramírez. De esta forma, el 1 de febrero de 1820 tuvo lugar la Batalla de Cepeda cuyo nombre proviene del sitio en que sucedió: el arroyo de Cepeda, el cual divide a las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.

Se trató de una batalla de apenas diez minutos, ya que, si bien ambos ejércitos contaban con aproximadamente la misma cantidad de hombres, los federales actuaron rápido y rodearon a las fuerzas porteñas que se rindieron rápidamente. Así, los federales obtuvieron la victoria.

Consecuencias

Tras el triunfo de los ejércitos de Estanislao López y Francisco Ramírez en la Batalla de Cepeda, se puso fin al gobierno central instalado a partir de la Revolución de Mayo y se disolvió al Congreso que funcionaba como Poder Legislativo. De esta forma se dio por finalizado el proceso revolucionario iniciado en 1810.

Paralelamente, la invasión de la Banda Oriental por parte de Portugal, terminó con la Liga de los Pueblos Libres. Por lo tanto, podemos decir que el año 1820 constituye un punto de inflexión para la historia argentina ya que en ese año se disolvieron los dos sistemas políticos que se habían planteado hasta el momento.

Ante esta situación, cada provincia (incluida Buenos Aires) conformó un Estado independiente. De ese modo, el territorio argentino quedó dividido en trece provincias autónomas entre sí, cada una con sus propios gobiernos y leyes. Por esa razón, muchas veces se denomina a 1820 como el año de la “anarquía”.

Definición. Siguiente >>

Bibliografía de referencia

Halperín Donghi, Tulio. Revolución y guerra. Formación de una elite..., Buenos Aires, Siglo XXI, 1972.

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #104 de Definición MX , en 10/2021. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).

Más definiciones del autor