Definición de Celos

Los celos son un tipo de emoción destructiva que produce un desasosiego interno. Quien experimenta esta emoción siente que algo que considera suyo se encuentra amenazado de alguna manera.

Los celos en las relaciones sentimentales

Si bien los celos se pueden manifestar en todo tipo de situaciones humanas, es en el terreno sentimental donde son más comunes. El celoso tiene normalmente miedo de perder a la persona amada.

Desconfía de su pareja y adopta una actitud vigilante y posesiva. Puede llegar a imaginarse que los demás son enemigos potenciales y que de alguna manera quieren ocupar su lugar en la relación amorosa. El celoso se siente inseguro y tiene una obsesión por una posible infidelidad de su pareja.

Los celos suelen confundirse con la idea de amor verdadero. Sin embargo, en realidad es una emoción asociada con la idea de dominación y posesión. Por lo tanto, que alguien sea posesivo no quiere decir necesariamente que quiera más al otro.

¿Cómo reaccionar ante un ataque de celos sin fundamento?

Los ataques de celos son momentos de gran intensidad emocional acompañados de reproches y acusaciones. Ante este tipo de situaciones es conveniente intentar reaccionar con frialdad para convencer al celoso de su actitud desproporcionada y poco razonable.

Al mismo tiempo, la persona víctima del ataque debe comunicar su malestar ante la actitud desconfiada y posesiva.

Pautas para combatir los celos patológicos

Muchas relaciones de pareja se rompen como consecuencia de unos celos patológicos de uno de los miembros de la pareja. Los celos se consideran enfermizos cuando son muy intensos, frecuentes y duraderos. Para que esto no ocurra, los expertos en terapia de pareja aconsejan una serie de pautas.

- En primer lugar, para tener confianza en el otro es conveniente tener confianza en uno mismo.

- Al mismo tiempo, es aconsejable construir una vida con intereses personales propios y no centrarse exclusivamente en la persona amada.

- Por otro lado, hay que analizar serenamente si la causa de los celos tiene fundamento o bien se trata de una interpretación provocada por la obsesión y la inseguridad personal.

- Por último, si los síntomas autodestructivos persisten y la relación sentimental se deteriora, es conveniente pedir ayuda profesional para reconducir la situación.

Los celos enfermizos son una forma de delirio y como tal son conocidos como el síndrome de Otelo, el personaje de Shakespeare que no puede controlar su desconfianza hacia su amada Desdémona y acaba asesinándola.

Imagen: Fotolia. marinabh

Definición Siguiente >>