Circuito del Habla Definición, elementos, y funciones

Se refiere al proceso por medio del cual nos comunicamos, cuyos elementos partícipes están bien definidos. Fue elaborado y esquematizado por el lingüista ruso Roman Jakobson. Para él, el circuito del habla o esquema comunicativo queda definido alrededor del objetivo de transmitir un mensaje, como se describe en las próximas líneas.

Elementos involucrados

                               Referente
Emisor ----- mensaje ----- receptor
                               Canal
                               Código

1) El emisor es quien emite o transmite el mensaje.
2) El mensaje es el contenido del proceso comunicativo, es lo comunicado.
3) El receptor es a quien va dirigido el mensaje.
4) El referente es de lo que se habla o a lo que remite el mensaje.
5) El canal es el medio a través del cual se establece la comunicación (oral, escrito, etc.).
6) El código es la lengua o sistema de signos por medio del cual se establece el proceso comunicativo.

Funciones del lenguaje

Estos seis elementos están presentes en todo proceso comunicativo; no obstante, de acuerdo con su naturaleza o propósito, cada uno tendrá mayor o menor protagonismo. Jakobson definió el peso o importancia de cada uno y los llamó funciones del lenguaje, es decir, la relación específica que cada componente del circuito tendrá en función del objetivo que persiga el proceso comunicativo. Añadiendo las funciones, el esquema queda establecido del siguiente modo:

Función emotiva

La función emotiva corresponde al emisor. Esta se da cuando en el proceso comunicativo, el emisor es el elemento más importante. Por ejemplo, la intención u objetivo de las campañas políticas es posicionar al candidato como el más idóneo para gobernar un municipio, estado o nación. Debido a esto, el emisor (el candidato o partido al que pertenece) se convierte en la pieza clave del proceso comunicativo pues lo fundamental reside en su figura y carácter políticos y no tanto en sus propuestas.

Función conativa

La función conativa le da mayor peso al emisor, convirtiéndolo en el elemento más importante del proceso comunicativo. Esto puede apreciarse en las campañas publicitarias donde, a pesar de dedicar esfuerzo y dinero a la difusión del producto, se busca que el consumidor crea que necesita determinado bien o servicio. Las agencias de publicidad logran esto atendiendo a aspectos sociales como estatus, belleza, poder, entre otros.

Función referencial

Esta función se cumple cuando el referente, es decir, aquello de lo que se habla o se hace referencia, es el elemento más importante dentro del proceso comunicativo. Por ejemplo, en fechas próximas al mundial de futbol es común que los distintos espacios deportivos discutan sobre la preparación, logros y fracasos que la selección mexicana ha enfrentado. Esta función evita darle protagonismo al emisor o receptor para centrase en el hecho a comunicar.

Función fática

La función fática se establece cuando el canal a través del cual se da el proceso comunicativo es el aspecto fundamental. Esta función se genera cuando, por ejemplo, interpelamos a nuestro receptor para saber si nos está escuchando o si entiende lo que le estamos diciendo. Podemos formular preguntas como ¿Me escuchas bien?, ¿entendiste lo que dije?

Función metalingüística

Como su nombre lo indica, la función metalingüística va “más allá del lenguaje”; ocurre cuando se reflexiona sobre el uso de la lengua o código que sirve para establecer el proceso comunicativo. Por ejemplo, cuando se selecciona una palabra en lugar de otra por considerar que ayuda a transmitir mejor el mensaje, se está dentro de esta función. Del mismo modo, toda práctica docente o intelectual que ayude a reflexionar sobre el modo en cómo usamos el lenguaje, las implicaciones que tiene, su historicidad, cualidades estéticas, entre otras, pertenece a la función metalingüística.

Función poética del lenguaje

La función poética del lenguaje es aquella que se centra en el mensaje. Si bien todas las funciones están de una u otra manera relacionadas con el mensaje, la función poética aísla el resto de elementos para centrar toda su atención en el mensaje. Esta función pertenece al campo de la literatura pues en ella, nos enfocamos solo en el mensaje, es decir la obra misma, sin considerar o sin darle tanto peso a los demás elementos como el emisor (autor de la obra), receptor (posibles lectores), canal (medio impreso o digital), etc. En este sentido, la función poética comparte su interés con la metalingüística que también se centra en el lenguaje mismo; no obstante, una obra literaria va más allá de lo meramente lingüístico para abordar otras áreas que se vinculan con la experiencia humana como lo social, político, moral, etc.

Definición siguiente. Emisor >>

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #111 de Definición MX , en 05/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.

Más definiciones por el/la autor/a