Definición de Círculo Vicioso

Ciertas situaciones tienen una apariencia irresoluble y cuando esto ocurre se habla de un círculo vicioso. Hay que recordar que la idea de círculo tiene una característica singular: si damos vueltas en círculo no vamos a ninguna parte. Se utiliza el adjetivo vicioso como sinónimo de perjudicial o dañino.

Ejemplos clásicos

- Un individuo se encuentra triste y apagado. Su tristeza le empuja a no tomar decisiones sobre su propia vida. Su inacción finalmente genera más tristeza.

- Un alcohólico empieza a beber para olvidar sus problemas personales. El efecto del alcohol le hace evadirse de sus problemas de manera inicial, pero el alcohol no elimina sus preocupaciones y tiene la necesidad de seguir bebiendo para ignorar momentáneamente sus problemas.

- Alguien es acosado laboralmente por otro y para evitar el conflicto decide ignorar al acosador y no enfrentarse a él. A pesar de ello, el acosador no cambia de actitud y el acosado continua siendo una víctima.

- Una persona se esfuerza en su trabajo porque quiere conseguir dinero para ser feliz y cuando finalmente consigue el dinero deseado se da cuenta que no es feliz.

Salir del círculo vicioso

En los ejemplos más arriba indicados hay una situación negativa con un mecanismo interno circular. En otras palabras, hay un problema que da vueltas y que no se soluciona. Los llamados círculos viciosos generan ansiedad y un sentimiento de frustración. En ocasiones, quien se encuentra inmerso en este tipo de conflictos no sabe cómo superarlos. En este sentido, los psicólogos pueden ayudar a que las personas salgan de los círculos viciosos que les oprimen.

Si bien no existen recetas mágicas para salir de los conflictos circulares, sí hay algunas pautas que pueden ser útiles:

1) detectar el origen del problema,

2) analizar si uno mismo es el causante de la generación del círculo y

3) una vez detectado el origen de la cuestión y conociendo el papel de uno sobre el problema, hay que tomar medidas contundentes para salir definitivamente de la situación de angustia y malestar.

El papel de las escusas

Si alguien se encuentra en algún círculo vicioso, es muy probable que encuentre alguna excusa para auto-justificarse. En la mayoría de ocasiones las escusas son autoengaños que no solucionan los conflictos pero que psicológicamente nos hacen sentir bien. Normalmente las escusas son verdades a medias que no permiten romper el efecto nocivo del círculo vicioso.

Imagen: Fotolia. goodwin_x

Definición Siguiente >>