Definición de Coliseo Romano

Sin duda alguna, el Coliseo Romano es reconocido como uno de los monumentos y de las construcciones arquitectónicas más importantes de la historia y del planeta Tierra. Desde el punto de vista histórico representa un enorme aporte a lo que hace a la cultura occidental, mientras que desde el lado artístico también puede ser analizado de manera muy variada y compleja.

Un poco de historia sobre un coloso de la Antigüedad

Para comenzar a hablar del Coliseo Romano, es una buena idea señalar en qué momento o período histórico el mismo fue construido, de modo de poder comprender mejor el por qué de su presencia. Si viajáramos al momento de la historia en la que esta magnífica construcción arquitectónica comenzó a ser desarrollada, tendríamos que ir hasta el primer siglo después de Cristo, más específicamente a los años 70 d.C.

En ese momento, uno de los primeros emperadores romanos, Vespasiano, perteneciente a la dinastía Flavia, mandó a construir esta pieza arquitectónica con el fin de embellecer la ciudad de Roma que comenzaba a consolidarse como la capital del mundo antiguo y además para reemplazar a un anfiteatro anterior que había sido consumido por las llamas. El Coliseo se constituyó como uno de los centros del entretenimiento romano de la Antigüedad.

¿Cuál era la función de este espacio público en Roma?

Se sabe que el Coliseo Romano fue una de las instituciones y espacios públicos más importantes de la Antigüedad, ubicado en Roma, capital del mundo conocido. Pero, ¿de dónde provenía su poderío y su relevancia? Si observamos imágenes de este tremendo monumento nos daremos cuenta de su gran tamaño, preparado para albergar a miles de personas. Allí, en la plaza interna del Coliseo se llevaban a cabo diferentes actividades lúdicas y de entretenimiento que se pensaban principalmente para el público y los plebeyos.

Entre luchas de gladiadores, celebraciones y corridas de animales salvajes, el Coliseo se consolidó como una de las marcas más representativas del poder de los emperadores romanos, que lo utilizaban para demostrar su hegemonía sobre una ciudadanía siempre fluctuante.

El Coliseo como parte de los circuitos turísticos de Europa

Es claro que en la actualidad el Coliseo Romano ocupa más que nada un lugar turístico e histórico, de visita y de permanente recuperación histórica del acervo que representa para la cultura occidental. Enorme cantidad de turistas de todas partes del mundo se acercan a recorrerlo y conocer sus diferentes espacios y áreas con tal de descubrir sus secretos y bellezas.

Imagen: Fotolia. Amili

Definición Siguiente >>