Definición de Contabilidad Básica

La contabilidad básica o contabilidad general básica es la ciencia encargada de estudiar y analizar las transacciones financieras y económicas de las empresas con el fin de determinar su anotación y registro en los libros contables siguiendo los principios y normas establecidas en la regulación.

Además de esta acepción general, también es posible definir la contabilidad como las habilidades y destrezas necesarias para llevar el registro de operaciones de una empresa de forma sistematizada.

Si bien se suele hablar de la contabilidad relacionada con la vida empresarial de las empresas, ésta también juega un papel fundamental en el día a día de los países y por tanto en la economía mundial. Multitud de decisiones políticas se toman basadas a partir de informes contables que suponen el termómetro de la situación económica de los países, desempeñando un factor decisivo a la hora de hacia dónde orientar su política en el futuro.

Los objetivos de la contabilidad básica

A partir de lo mencionado anteriormente es posible deducir una serie de objetivos que los departamentos de contabilidad de una empresa deben marcarse como meta. De esta manera, su principal objetivo será llevar un registro claro y preciso, en orden cronológico, de todas las operaciones realizadas, lo que lleva a que también debe poder establecer un control total cobre cuales son los recursos y obligaciones de la empresa o negocio.

Además, deberá ser capaz en cualquier momento de proporcionar una imagen clara de cuál es la situación financiera de la empresa, todo ello cumpliendo con la reglamentación vigente.

Los principios de contabilidad están conformados por una lista de normas que todo profesional debe observar escrupulosamente para aplicar la ciencia contable con toda minuciosidad

Así, estos principios, sirven de ayuda a los contables para interpretar con garantías los movimientos económicos que se recogen en los estados financieros de cualquier negocio.

Existen una veintena de principios generalmente aceptados, como por ejemplo los de entidad, empresa en marcha, devengado, uniformidad, objetividad, valuación al costo, partida doble, etc.

De entre todos ellos, uno suele enunciarse como el principio básico que debe orientar en todo momento la actividad del profesional contable: el de equidad. Ésta se define como la preocupación para mantener la contabilidad de forma objetiva sin permitir que los distintos intereses que entran en conflicto dentro de la vida empresarial tengan influencia sobre este apartado.

Foto: iStock, Ondine32

Definición Siguiente >>