Definición de Corazón

En el centro del tórax, concretamente entre los pulmones, se encuentra un órgano de tipo muscular, el corazón. Su función es esencial, pues bombea la sangre a todo el organismo y aporta oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y células.

Aspectos fisiológicos básicos

Para que el cuerpo realice todas sus funciones vitales el corazón tiene que latir más de 100.000 veces al día. Este órganos tiene sus propios vasos, las arterias coronarias, las cuales le aportan oxígeno y nutrientes. En cuanto a su tamaño, es similar al de dos puños unidos.

En su interior se encuentran cuatro cavidades. Las dos superiores son las aurículas y tienen una capacidad aproximada de 50 ml de sangre. Las dos inferiores son los ventrículos, que son un poco más grandes que las primeras, pues tienen una capacidad de 60 ml. Las cuatro cavidades bombean unos 7000 litros de sangre al día.

Las aurículas y los ventrículos funcionan coordinadamente, pues las primeras se llenan de sangre y luego la expulsan hacia las segundas.

El lado izquierdo del corazón envía sangre limpia al resto del cuerpo y gracias al oxígeno que transportan se mantiene el funcionamiento celular. Paralelamente, el lado derecho lleva la sangre sin oxígeno hasta los pulmones.

En la parte superior de la aurícula derecha se encuentra el nódulo sinusal, que es un tejido cardíaco especializado, pues se encarga de estabilizar el latido cardíaco (se podría decir que funciona como un marcapasos). Este tejido permite incrementar los latidos cuando se realiza ejercicio y disminuirlos cuando el cuerpo descansa o duerme.

Durante el ciclo cardíaco se repiten dos fases: sístole y diástole. La primera contrae los músculos cardíacos y la segunda los relaja

Cada mitad del corazón funciona como una bomba independiente. Así, la derecha se encarga del retorno de la sangre pobre en oxígeno hacia los pulmones, donde el dióxido de carbono es eliminado y se reoxigena (estas cavidades reciben la sangre de la vena cava).

En una persona sana las paredes del músculo cardíaco son lisas y uniformes, pero un nivel alto de colesterol en la sangre puede provocar depósito grasos en las arterias coronarias causando una patología, la aterosclerosis. Esta enfermedad puede provocar un infarto, también conocido como paro cardíaco.

Un órgano lleno de significado

El páncreas, la vesícula o el hígado son órganos importantes, pero no le damos ningún significado emocional.

En cambio, empleamos la palabra corazón para hablar del amor y de los sentimientos intensos. Si alguien tiene un desengaño amoroso podrá decir que su corazón se ha roto. Si bien este tipo de expresiones son metafóricas, no hay que olvidar que durante siglos los seres humanos pensaron que el centro de las emociones se encontraba precisamente en el corazón.

Imagen Fotolia. PIC4U

Definición Siguiente >>