Definición de Dientes

dientesLos dientes son piezas duras formadas por calcio que se insertan en el maxilar y la mandíbula, sirviendo para masticar los alimentos. Las características de los dientes en los animales suelen estar asociadas a la dieta que se considere, predominando en los animales carnívoros los dientes agudos que sirven para desgarrar y en los animales herbívoros los que sirven para triturar. El hombre tiene una dieta variada y es por esta circunstancia que ambos tipos de dientes están presentes. Dado que las piezas dentarias definitivas son imposible de recuperar por medios naturales una vez que se pierden, es importante cuidarlas apropiadamente con una buena higiene y visitando al profesional competente cuando exista algún tipo de problema al respecto. Los dientes presentes en la boca de una persona son los incisivos, que cortan los alimentos; los caninos, que los desgarran; y finalmente los premolares y molares que trituran a los alimentos.

Los dientes en el hombre

En el caso de los seres humanos, existen dos tipos de dientes según el momento de la vida al que se haga referencia. En efecto, en la tierna infancia existe una dentición temporal que se mantiene hasta los seis o siete años y que sirve provisoriamente para la tarea de masticación; la misma cuenta de veinte dientes y será finalmente reemplazada por la dentición definitiva, dentición que cuenta de treinta y dos dientes. Es importante señalar que los últimos dientes definitivos pueden aparecer a una edad bastante tardía, incluso extendiéndose más allá de la adolescencia.

Además del rol que tienen para masticar los alimentos, los dientes también son enormemente importantes para la comunicación. En efecto, muchos de los fonos utilizados en el habla requieren de los mismos. Es por esta circunstancia que cuando algunas piezas faltan es común que la persona en cuestión tenga dificultades para lograr una expresión clara y precisa.

Como hemos señalado, es extremadamente importante cuidar a los dientes por todo lo que significa para una persona y por la imposibilidad de recuperar naturalmente una pieza dentaria una vez que se perdió. Los dientes tienen a su alrededor una formación de bacterias que pueden afectarlos y que se multiplican fácilmente cuando existe un abuso en la ingesta de dulces. Estas bacterias pueden incluso carcomer al diente y llegar a formar lo que se conoce como carie. Es por esta circunstancia que es enormemente importante cepillarlos frecuentemente, especialmente luego de comer y antes de acostarse; ciertamente este hábito puede hacer una gran diferencia al respecto.

Definición Siguiente >>