Definición de Dispepsia

DispepsiaDispepsia es un término médico de carácter general que se emplea para mencionar el dolor o malestar en el abdomen en su parte superior. Es una palabra que viene del griego y quiere decir fuera de la digestión. Popularmente es conocida como indigestión, pero no hay que confundirla con la acidez gástrica.

Es un problema de salud bastante común, hasta el punto de que una cuarta parte de la población lo padece. Generalmente no es grave, pero esto no significa que no sea aconsejable consultarlo con un médico para establecer un diagnóstico preciso.

Esta molestia suele producirse durante la digestión y por ello se habla de la digestión pesada. También puede producir náuseas, ardor o regurgitaciones de los alimentos. No existe una causa única que produzca dispepsia. En realidad se habla de dos tipos de causas: una de tipo orgánico (por ejemplo, un úlcera, provocada por la ingesta de antiinflamatorios o por un cáncer de estómago) y también puede haber una causa funcional, por ejemplo un mal funcionamiento del aparato digestivo. Sin embargo, existe también una dispepsia nerviosa, provocada por causas psicológicas o algún trastorno emocional.

Sus síntomas son muy similares a otras dolencias propias del estómago, como la gastritis o la esofagitis.

Sus causas son muy diversas: consumo excesivo de alcohol o de cafeína, comer con rapidez, darse un atracón de comida, estrés emocional, ingerir alimentos con un exceso de fibra o demasiado condimentados o el tabaquismo. Estas causas son las más comunes, aunque la dispepsia puede tener relación con la gastritis, con la pancreatitis o con una úlcera en el intestino.

Para prevenir la dispepsia, los médicos proponen una serie de medidas. La principal es comer sin prisas y masticando correctamente. También se recomienda no abusar del ácido acetilsalicítico, la popular aspirina, salvo que se tome con el estómago lleno. Un aspecto importante es comer sin tensiones, intentando crear un ambiente tranquilo y sosegado. Los médicos en ocasiones aconsejan estimular los jugos gástricos antes de las comidas, para lo cual la cerveza con lúpulo puede ser una buena medida. Al acabar de comer también es conveniente disolver los alimentos, para lo cual la piña fresca resulta muy efectiva.

Si bien la medicina tradicional debe ser el marco para tratar la dispepsia, hay remedios caseros que cada vez se emplean con mayor frecuencia. En cualquier caso, es fundamental que nuestra alimentación sea adecuada para así favorecer los movimientos gástricos y de esta manera minimizar las molestias de la indigestión.

Definición Siguiente >>