Definición de Distribuidor

DistribuidorUn distribuidor es la persona u organización que se encarga de vender un producto o servicio. Como norma general, el distribuidor actúa como intermediario entre el productor y el consumidor.

Quien actúa como distribuidor suele estar en contacto directo con comerciantes con la intención de informarles sobre bienes de consumo destinados a la venta. Por este motivo, el término distribuidor se utiliza en ocasiones como sinónimo de representante. En cualquier caso, su función principal es informar sobre las características de un producto o servicio, así como realizar toda una serie de gestiones y trámites vinculados con esta actividad (elaboración de pedidos, facturas, promociones, etc).

Las firmas comerciales que tienen un considerable volumen de producción necesitan de mediadores o distribuidores que actúan en red para promocionar y vender sus bienes. En los medios de comunicación es frecuente que se anuncie la necesidad de estos intermediarios (busco distribuidor de perfumes, podría ser un ejemplo de un anuncio en este sentido).

Las compañías dedicadas a la distribución se enfrentan a la lógica competencia, algo característico en una economía de mercado. Dos aspectos fundamentales en este tipo de entidades son el punto de venta y el inventario. Por otra parte, aunque el distribuidor no se relacione directamente con el consumidor, necesita conocer cuáles son sus demandas con el fin de satisfacer sus expectativas.

Los canales de distribución tradicionales (por ejemplo, un punto de venta) han sido transformados con la nueva realidad tecnológica. La gran ventaja que se ha incorporado es la agilización del contacto con los clientes y, en otro sentido, los costes también se han reducido considerablemente. El mundo de la distribución es un buen ejemplo de la revolución tecnológica en la que nos encontramos. Los trámites tradicionales, la documentación empleada o el control del stock son algunos de los aspectos que han sido modificados en el marco de los procesos de distribución. La distribución on line ofrece múltiples ventajas a los consumidores (inmediatez, gran volumen de información y la posibilidad de establecer comparaciones de manera rápida). Sin embargo, hay un sector de la población (tanto consumidores como comerciantes) que prefieren el trato directo y personal con un distribuidor tradicional. Al margen de las ventajas e inconvenientes y de las costumbres de la población, el hecho objetivo es que la actividad comercial y todo el sector de la distribución se encuentra en un nuevo paradigma. Algunas compañías compatibilizan la venta o distribución clásica con los procedimientos on line, dos estrategias para un mismo fin.

Definición Siguiente >>