Definición de Dolor crónico

Dolor-cronicoEl dolor es una sensación incómoda y desagradable que se tiene en relación con una parte del cuerpo. También puede referirse al aspecto anímico del ser humano. En cualquier caso, es algo de tipo subjetivo, ya que cada individuo tiene una percepción personal del mismo y una capacidad a la hora de soportarlo.

Desde el punto de vista fisiológico, la mayoría de parámetros físicos son objetivos (tensión arterial, pulsaciones, glóbulos rojos,...), pero en el caso del dolor no existe una medición precisa. A pesar de ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica el dolor en tres niveles aproximados: leve, moderado e intenso. Por otra parte, habría una cuarta categoría, el malestar físico crónico. Su característica principal es la permanencia, es decir, no es algo pasajero o transitorio, sino que es constante y se califica como tal cuando persiste durante seis meses. Como es lógico, esta sensación es realmente molesta e invalidante, ya que afecta al individuo en su conjunto.

La medicina intenta curar las enfermedades y, al mismo tiempo, evitar el sufrimiento. La anestesia y el uso de analgésicos y opioides han reducido considerablemente el padecimiento del dolor. Sin embargo, en algunas circunstancias persiste el daño durante un tiempo prolongado, por lo que se ha acuñado el término de dolor crónico. En las últimas décadas han aparecido nuevos planteamientos para abordar esta situación, las denominadas unidades del dolor. En los casos de fibromialgia, ciertas cefaleas o problemas de espaldas se puede manifestar un dolor crónico en los pacientes. También puede ser causado por motivos emocionales que acaban originando un malestar físico (en estas circunstancias se habla de un problema de carácter psicosomático). En cualquier caso, el dolor crónico es un síntoma de algún problema de salud y la medicina intenta averiguar cuál es la causa que provoca dicha sensación.

Como el dolor crónico no está asociado a una disciplina médica concreta, para tratarlo se requiere de una estrategia multidisciplinar: anestesiología, rehabilitación piscológica, cirujía y otras. Por otra parte, hay que indicar que el dolor crónico tiene dos vertientes: el que es benigno (por ejemplo, los problemas reumáticos) y el que está asociado con una patología maligna (por ejemplo, en los procesos de metástasis originados por algún cáncer).

Al margen de los tratamientos y terapias médicas específicas para combatir el dolor crónico, algunos especialistas recomiendan tener una actitud positiva frente a esta situación, puesto que está demostrado que los sentimientos y las emociones tienen una notable influencia sobre la salud.

Definición Siguiente >>