Definición de Dorsalgia

dorsalgiaLa dorsalgia es un dolor en la espalda a la altura de los omóplatos que puede deberse a distintas causas, pero que ciertamente genera incomodidad extrema en quien lo padece. Este dolor puede estar presente tanto en el centro de la espalda como sobre un lateral. Se trata por lo general con masajes y reposo, aunque también pude recurrirse a técnicas más invasivas; en cualquier caso, este tipo de afección requiere de una disminución del dolor de forma provisoria mediante diversos medicamentos. En ocasiones este tipo de problemas pueden estar asociados al estrés, circunstancia que hará necesaria la intervención de un terapeuta si el problema es grave y se mantiene con el tiempo.

Como es sabido, la columna forma una especie de “S”, una forma que sirve ante todo para mantener el equilibrio y llevar de forma adecuada las funciones típicas del hecho de desplazarse mediante el uso de dos extremidades. Se forma de veinticuatro vertebras, pequeños huesos dentro de los cuales se extiende la denominada médula espinal, una de las partes principales del sistema nervioso central, conteniendo a un enorme número de neuronas. De estas vertebras, solo doce pertenecen a la zona donde la dorsalgia se desarrolla, aquellas que se encuentran en la parte media; las otras son las del cuello, las vértebras cervicales, y las de la cintura, las vértebras lumbares.

Como se ha señalado, las razones por las cuales puede generarse un dolor de estas características pueden ser enormemente variadas, algunas de las cuales son anodinas y sugieren una pronta recuperación, mientras que otras pueden implicar un tratamiento más extendido en el tiempo. Para ejemplificar estas circunstancias, puede decirse que dormir en una posición incorrecta o sobre una plataforma muy dura podría gatillar un problema de estas características; en este caso, el germen de la afección radicaría en una postura poco natural mantenida por mucho tiempo, hecho que requeriría una corrección al respecto y un estado de reposo para tener una solución. En otros casos puede existir una hernia que hace que exista dolor en la zona de forma recurrente. El estrés crónico y extremo también podría tenerse en cuenta como una posible causal.

Para evitar este tipo de inconvenientes siempre es recomendable una vida sana, evitando el sobrepeso y realizando una actividad física frecuente. Si por alguna circunstancia esta afección emergiera, se debe consultar inmediatamente al médico para que el mismo recomiende un tratamiento lo suficientemente apropiado a las circunstancia personales.

Definición Siguiente >>