Definición de Epidermis

La epidermis es la capa superficial de la piel, recibe este nombre ya que se ubica por encima de la dermis. Es una estructura compleja formada por varios tipos de células, que a su vez se distribuyen en una serie de capas.

Este tejido recubre la superficie tanto de los animales, incluyendo los seres humanos, como la de las plantas.

Estructura de la epidermis

La epidermis se encuentra conformada por varias capas, desde la profundidad a la superficie son: capa basal, capa espinosa, capa granular, capa traslucida y capa cornea.

Las células se originan en la capa basal. En la medida que se forman las nuevas, las ya existentes se van desplazando a capas más superficiales. Durante este proceso ocurren cambios en la forma y composición de las células, principalmente su conversión en queratinocitos al llenarse de queratina, que ocurre en la capa granulosa, una vez concluida esta transformación la célula pierde su núcleo y pasa a la capa cornea. Este último cambio les permite tomar una forma aplanada que les facilita disponerse en forma de capas, éstas forman una cubierta que recubre el cuerpo hasta que al concluir su vida se van despegando unas de otras y se caen por un proceso de descamación. Algunas zonas en las que hay mayor fricción o la piel se somete a traumatismos como las palmas de las manos, los codos y los pies tienen una epidermis de mayor grosor.

Este proceso, desde que la célula se forma en la capa basal y alcanza la capa granular, dura un promedio de dos semanas, mientras que su paso por la capa cornea toma unas cuatro semanas.

Funciones de la epidermis

La epidermis cumple una importante función de revestimiento y protección. Esta capa permite crear una barrera al paso de microorganismos como bacterias, hongos, parásitos y virus, capaces de colonizar al organismo y producir enfermedades.

Otra importante función de esta capa de la piel es proteger contra el daño que producen las radiaciones ultravioleta (rayos UV) presentes en el ambiente y provenientes de la luz del sol. Esto último se logra gracias a la presencia en su interior, específicamente en la capa basal, de unas células llamadas melanocitos que producen la melanina, un pigmento que actúa como un bloqueador solar natural.

La melanina producida por los melanocitos pasa a los queratinocitos, este pigmento además de proteger a la piel le brinda su coloración. Cuando la melanina se acumula origina cambios en la piel como los lunares y manchas, su ausencia es la principal causa del trastorno conocido como vitiligo. La exposición contínua y sin protección de la piel a las radiaciones ultravioleta hacen que los melanocitos se reproduzcan de forma anormal originándose el tumor maligno conocido como melanoma.

Imagen: Fotolia. vecton

Definición Siguiente >>