Definición de Espondilolisis

EspondilolisisEl cuerpo humano es como una maquinaría compleja. Una de sus partes más importantes es la columna vertebral. La vértebras de la columna están divididas por unos discos y al mismo tiempo cada vértebra se va uniendo a la anterior y posterior a través de una estructura, la apófisis articular. La espondilolisis es una fractura de una zona de la apófisis articular ( concretamente del pedículo vertebral ) y se manifiesta generalmente en la quinta lumbar.

Según estudios realizados este problema de la columna vertebral afecta a un porcentaje de la población que se encuentra entre el 3 y el 5%. La edad y el deterioro natural asociado a ella, es el factor predominante en esta patología.

Hay una serie de factores que pueden estar en el origen de esta dolencia. Por una parte, hay elementos congénitos, es decir, la propia estructura de la columna. Se produce también por pequeñas microroturas provocadas por acciones repetidas ( esto es bastante común en ciertos deportes en los que hay un impacto permanente en la zona lumbar ). Un golpe o una accidente son igualmente otra posible causa de la espondilolisis.

Los principales síntomas son un dolor en la zona lumbar, pero en ocasiones se dan irradiaciones del dolor en las extremidades inferiores. En algunos casos, no hay síntomas aparentes.

El tratamiento de la espondilolisis es de tipo conservador, es decir, se trata de intentar frenar el deterioro vertebral, para lo cual hay que evitar las actividades repetitivas ( saltos con impacto, por ejemplo ). Para aliviar las molestias que ocasiona, los médicos y fisioterapeutas recomiendan antiinflamatorios y mantener reposo de manera temporal para que la fractura cicatrice más rápidamente.

Una de las variantes de la espondilolisis es la espondilolistesis, que ocurre cuando la fractura se da en los dos pedículos vertebrales y no solo en uno.

Este tipo de problema solo puede diagnosticarse eficazmente a través de una radiografía en la que sea apreciable esta fractura en la zona lumbar.

Los profesionales de la fisioterapia y los médicos especializados ( singularmente en el ámbito de la actividad deportiva ) recomiendan fortalecer los músculos lumbares, abdominales, los glúteos y los músculos de la espalda para que así la zona lumbar esté protegida y no se deteriore tanto.

Definición Siguiente >>