Definición de Estado Liberal

Entendido como uno de los tipos de Estado mas importantes y difundidos en el planeta, el Estado liberal ha desarrollado características lo suficientemente definidas cono para identificarlo y diferenciarlo de otros, implicando colocar como prioridad los derechos individuales, así como impulsar la libertad industrial, con el objetivo de evitar la intromisión del gobierno de turno. No obstante, habría que preguntarse a quiénes beneficia la "ausencia" del estado, y qué intereses están en juego, en un mundo regido por el capitalismo, en el que las oportunidades tienden a inclinarse hacia ciertos sectores.

Un poco de historia para comprender el por qué de su surgimiento.

Si bien no hay una fecha concreta para el surgimiento de este tipo de Estado, debido a que el mismo es el resultado de un proceso, podemos fácilmente ubicar su desarrollo a lo largo del siglo XIX.

El impulso para el crecimiento de este tipo de institución social fue la Revolución Francesa que, en gran parte, se organizó en torno a los valores de libertad y propiedad privada. En el siglo XIX, el Estado liberal apareció como una de las opciones más fuertes para reemplazar a las monarquías que habían entrado en decadencia. Además, las sociedades europeas, con el impulso de lo que ocurría en Estados Unidos, lucharon para asegurar derechos que hasta ese momento no eran reconocidos como tales.

Principales características de este tipo de Estado.

Tal como lo dice su nombre, el Estado liberal se define por su interés hacia todo lo que tenga que ver con las libertades individuales. Así, los gobiernos liberales defienden la libertad personal por sobre otros derechos, la propiedad privada, la libertad para constituir empresas o actividades económicas, etc.

Al mismo tiempo, el Estado liberal es muy proclive a la libertad de mercado, lo que significa que se vuelve un Estado no interventor en la economía debido a que entiende que cualquier interferencia por parte del gobierno en las actividades individuales de los ciudadanos es una muestra de autoritarismo y control.

Críticas al excesivo deseo de libertad.

Mientras hay muchos defensores de este tipo de Estado, defensores acérrimos de la no injerencia de las instituciones en la vida privada, la realidad es que también hay muchas críticas que se relacionan con la falta de presencia que estos Estados tienen sobre diferentes fenómenos sociales.

En este sentido, un Estado liberal, tal como no interviene en la economía, no se preocupa en demasía por asegurar el cumplimiento de derechos a los sectores más desprotegidos ya que estima que todos tenemos las mismas posibilidades y que el éxito personal es resultado del esfuerzo y no de condiciones que puedan ser favorables a unos y no a otros. El Estado liberal se opone, de esta manera, a todos los formatos de Estados socialistas y comunistas, así como también al Estado de Bienestar, un intermedio entre ambos extremos.

Imagen: Fotolia. nuvolanevicata

Definición Siguiente >>