Definición de Estupefaciente

La palabra estupefaciente proviene del latín, concretamente del verbo stupefacere, que quiere decir paralizar o aturdir. Este término se aplica a todas aquellas drogas narcóticas, es decir, las que producen efectos psicoactivos, como la dependencia física, cambios en el estado de conciencia o algunas alteraciones de la conducta.

Asimismo, el término estupefaciente equivale al concepto de sustancia psicotrópica.

Principales sustancias estupefacientes y sus efectos

El consumo de cannabis produce desinhibición, alteraciones en la percepción y en la memoria, taquicardia, una cierta descoordinación motora y somnolencia.

La cocaína provoca una sensación de euforia, disminuye la sensación de fatiga, altera el sueño e inhibe el apetito.

La heroína proporciona una sensación de placer y, al mismo tiempo, se reduce la percepción del dolor y se altera el deseo sexual.

El LSD altera la percepción hasta el punto de producir alucinaciones mentales.

En síntesis, el abuso de este tipo de sustancias genera un amplio abanico de problemas. Por una parte, están los problemas de salud, como la dependencia física y psicológica, así como alteraciones cerebrales diversas, patologías respiratorias, etc. Por otro lado, su consumo está asociado con el tráfico de drogas y con el blanqueo de dinero.

Los cuerpos policiales combaten el tráfico de estupefacientes

El consumo de drogas está directamente relacionado con la delincuencia. Por esto motivo, los cuerpos policiales se han especializado en esta área concreta.

Los delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes son muy diversos: aquellos que se cometen bajo la influencia de las drogas, la posesión y el tráfico de drogas, soborno de funcionarios, etc.

El debate de la legalización

Los delitos asociados al narcotráfico han generado un debate social sobre la legalización de las drogas. Como en otros ámbitos, hay dos posturas enfrentadas. Algunos expertos consideran que ciertas drogas deberían legalizarse, pues de esta manera se podría erradicar el mercado negro del narcotráfico y todos los aspectos negativos asociados (corrupción, violencia, elevados gastos del estado para combatir el narcotráfico...).

Quienes se oponen a la legalización sostienen dos argumentos principales:

1) se produciría un aumento del consumo de drogas, pues su despenalización facilitaría la adquisición de estas sustancias y

2) al incrementarse el consumo, habría un problema de salud pública que sería todavía mayor al que existe en la situación de prohibición.

Imagen: Fotolia. JonFennel

Definición Siguiente >>