Definición de Eurozona

EurozonaLa Unión Europea nació con un doble propósito: incrementar los lazos entre las naciones europeas y, como consecuencia de ello, evitar los conflictos históricos que habían asolado al continente durante siglos. Este principio general se ha consolidado con toda una serie de acciones: un parlamento para legislar en relación con intereses comunes, la libre circulación de ciudadanos y una moneda única, el euro. Sin embargo, no todos los países que conforman la Unión Europea comparten la misma moneda. De esta manera, se pueden diferenciar dos bloques de naciones: aquellas que emplean el euro y las que no. En el primer caso, estamos hablando de la eurozona.

El Banco Central Europeo es la entidad que rige la economía de los países de la zona euro y su principal función consiste en mantener el poder adquisitivo del euro y lograr una estabilidad de los precios en la zona del euro como moneda común.

Desarrollo de la eurozona

Una moneda europea única ha significado para Europa una herramienta para favorecer su cohesión territorial, económica, financiera y humana. Lo que conocemos como zona euro fue un paso muy relevante y oficialmente se inició en 1999 y la formaron un total de 11 naciones. En los siguientes años se fueron incorporando un mayor número y en la actualidad la zona euro la constituyen un total de 19 estados.

Existe el proyecto de que la zona euro se vaya ampliando en los próximos años. Sin embargo, hay naciones que no tienen el propósito en la actualidad de formar parte de la eurozona (Dinamarca y Gran Bretaña).

Condiciones para formar parte de la eurozona

El poder legislativo de cada nación de la Unión Europea va disminuyendo a medida que Europa y sus instituciones avanzan. Y para que el avance sea homogéneo es necesario establecer una serie de requisitos que deben cumplir todas las naciones que deseen integrarse en este espacio común. En relación a los criterios de admisión en la eurozona, los más relevantes son los siguientes:

1) control de la tasa de inflación y de los precios,

2) mantener un déficit presupuestario inferior al 3% del PIB, 3) control de la deuda pública y

4) tipos de interés estables. Estos requisitos significan que ninguna nación de la eurozona puede actuar según sus propios criterios financieros. Estos y otros requisitos no siempre son fáciles de cumplir, especialmente en situaciones de recesión económica en las que hay un aumento de la deuda pública para atender las necesidades sociales de los estados miembros.

Foto: iStock. adventtr

Definición Siguiente >>