Definición de Evolución Convergente

Según la teoría de la evolución de Charles Darwin, cada una de las especies de seres vivos evolucionan a lo largo del tiempo por el resultado de dos factores: la adaptación al medio ambiente y la existencia de un antepasado. Estos dos factores hacen que las especies cambien mediante el proceso de selección natural, es decir, el mecanismo por el cual la naturaleza "elige" o selecciona a aquellos individuos que se pueden reproducir mejor y que logran sobrevivir.

Esta idea general de la evolución no sigue un único patrón, ya que hay dos modelos diferenciados, la convergencia y la divergencia.

Evolución convergente y algunos ejemplos ilustrativos

Dos cosas convergen si en un momento determinado se unen. Si aplicamos esta pauta a las especies, esto implica que hay una evolución convergente cuando diferentes especies que comparten un mismo medio natural acaban adaptándose a formas de vida similares. Al mismo tiempo, la convergencia entre especies está asociada al hecho de compartir una serie de características anatómicas semejantes.

Ejemplos de la evolución convergente son los siguientes:

1) una paloma es un ave que pertenece al orden de los vertebrados y una mariposa es un insecto, pero ambas especies viven en el aire y ambas tienen estructuras análogas (las alas de la paloma cumplen una función equivalente a las alas de la mariposa),

2) en su proceso evolutivo los delfines y los murciélagos han llegado a desarrollar una misma función, la ecolocalización,

3) las aves utilizan la lengua para extraer el néctar de las flores y lo mismo ocurre con algunos insectos,

4) algunos peces poseen una dentadura muy similar a la de los seres humanos u otros mamíferos y

5) tanto los osos como los marsupiales han desarrollado potentes garras para sobrevivir mejor en su hábitat.

Los ejemplos anteriores que ilustran la evolución convergente tienen algo en común: todas las especies implicadas con órganos análogos tienen la necesidad de resolver los mismos problemas adaptativos en sus correspondientes nichos ecológicos.

La evolución divergente

Este patrón de la evolución hace referencia a los cambios que experimentan cada una de las especies por separado como consecuencia de mutaciones genéticas y de la selección natural.

La evolución divergente ocurre cuando distintos órganos de animales presentan una estructura semejante u homóloga, aunque la función de dichos órganos sea distinta en cada especie (por ejemplo, un brazo humano y la aleta de un delfín comparten una estructura anatómica similar pero las funciones de estos órganos son muy diferentes).

Imagen: Fotolia. lemon5ky

Definición Siguiente >>