Definición de Explosión Demográfica

Desde el ámbito de la demografía se pueden observar diferentes ciclos de movimiento social que contribuyen a determinar la calidad de vida de una población. Uno de ellos es el concepto de explosión demográfica, que aquí explicaremos con mayor detalle.

Primeras aproximaciones a un concepto complejo y multidireccional.

Cuando hablamos de explosión demográfica nos referimos a un término que sirve para entender una de las tantas formas de movimiento social que se pueden producir tanto a causa de factores internos como externos.

Tal como lo podemos observar en el término, la explosión demográfica es el crecimiento desmedido, usualmente repentino y muchas veces problemático de habitantes en una sociedad. Esta explosión demográfica puede ser positiva si hablamos de un territorio despoblado, pero fácilmente se puede convertir en un problema si la misma no es planificada ni deseada.

El crecimiento demográfico y sus causas.

Pueden encontrarse varias causas para entender el concepto de explosión demográfica. Entre ellas, la más común puede ser un mejoramiento en la calidad de vida, ya sea por mayor presencia de recursos alimenticios como por un clima más agradable o una bonanza económica.

Sin embargo, ese tipo de crecimiento demográfico por lo general lleva mucho tiempo (a veces décadas) y también cierto nivel de planificación, por lo cual no podría llamarse exactamente 'explosión'. Así, el concepto que aquí nos reúne puede ser generado por situaciones inesperadas como por ejemplo la llegada de inmigrantes o el abarrotamiento en zonas urbanas.

Consecuencias de un fenómeno social complejo.

Una vez que entendimos las causas que suelen generar una explosión demográfica podemos dedicarnos a analizar sus consecuencias. Si hablamos de territorios mayormente despoblados, la explosión demográfica trae consecuencias muy positivas debido a que tierras antes abandonadas o fuera de producción pueden comenzar a ser trabajadas y sumarse al mercado. Al mismo tiempo, si ese aumento se da en zonas urbanas, las ciudades crecen y se vuelven más dinámicas.

Por otro lado, cuando la explosión demográfica se da en un espacio ya plenamente habitado, trae consecuencias negativas y muy peligrosas. Esto tiene que ver con el hecho de que un mismo espacio ahora debe contener a muchas más personas y así los recursos se vuelven más escasos. Lo mismo pasa con las posibilidades laborales y el medio ambiente que se desgasta y se contamina. Esto puede fácilmente generar una baja en la calidad de vida que afecre a un gran número de personas y esto es reversible a muy largo plazo.

Imagen: Fotolia. vworks

Definición Siguiente >>