Definición de Flor

La flor es la estructura reproductora de un grupo de plantas agrupadas bajo el nombre de Angiospermas (= Magnoliophyta), y está constituida por estructuras estériles y estructuras reproductoras. En estas últimas se forman los gametos sexuales masculinos y femeninos, denominados respectivamente microsporas (polen) y macrosporas (óvulos), en ellas también ocurre la fecundación o fusión de ambos gametos.

Generalidades y proceso de floración

Entre las plantas, existen algunas que presentan un grupo de tejidos especializados para el transporte interno de nutrientes y compuestos elaborados (sistema vascular), y otras que carecen de ellos.

Las plantas que lo presentan (plantas vasculares), tradicionalmente han sido divididas en dos grupos, las que carecen de flores (gimnospermas), y las que poseen flores (angiospermas o magnoliofitas), sin embargo esta clasificación en la actualidad está en revisión.

Actualmente se considera que tanto gimnospermas como angiospermas poseen flores, pero en las gimnospermas, estas flores están agrupadas en inflorescencias que, al contrario de lo que ocurre en las angiospermas, nunca van a dar origen a un fruto. Los comentarios y descripciones señalados en el presente artículo se basan en las flores de las angiospermas, las cuales son consideradas flores “típicas”, más desarrolladas, complejas, abundantes y conspicuas que las de las gimnospermas.

Como ya se mencionó, la flor es una estructura reproductora, y al contrario de lo que ocurre en los animales, no está presente a lo largo de todo el desarrollo ontogénico del organismo, sino que aparece en el periodo reproductivo, en una etapa que se conoce como floración.

Durante la floración el meristemo apical caulinar (tejido que origina todas las partes aéreas de la planta), sufre transformaciones en tamaño y actividad celular, pasando de ser un meristemo vegetativo a un meristemo reproductivo, a partir del cual se originarán las distintas partes de una flor.

Partes principales de la flor

Una flor puede crecer directamente sobre el tallo (sésil), o puede estar unido a él directamente por un pedúnculo, o indirectamente por pedicelos que parten del pedúnculo, cuando se trata de varias flores que crecen juntas (inflorescencia).

Las flores pueden ser consideradas como hojas altamente modificadas y especializadas para cumplir actividades relacionadas con la reproducción, que reciben el nombre de antófilos. Estos antófilos crecen en forma espiralada o juntas alrededor de un eje común formando los verticilos florales, algunos de los cuales son infértiles y forman parte del perianto (cáliz y corola), mientras que otros son fértiles (androceo y gineceo).

Las flores pueden ser unisexuales, masculinas o femeninas, en cuyo caso carecerían de androceo o gineceo, o pueden ser hermafroditas. Los verticilos del perianto pueden igualmente estar ambos presentes (heteroclamídeo), faltar uno de ellos (monoclamídeo), o estar ambos ausentes (aclamídeo).

En el caso de las flores monoclamídeas, los verticilos del perigonio (equivalente al perianto de las heteroclamídeas) son denominados tépalos, mientras que las flores aclamídeas son conocidas también como flores desnudas.

Cáliz

Es el verticilo más externo del perianto de las flores heteroclamídeas, está formado por sépalos, los cuales generalmente son verdes, de apariencia foliácea, y su duración en la flor es variable.

Su función primordial es proteger al resto de los componentes de la flor cerrada, pero una vez abierta, pueden caerse, persistir por un tiempo, o incluso permanecer aún en el fruto.

Los sépalos pueden estar separados (dialisépalos) o unidos entre sí (gamosépalos), reducidos a estructuras semejantes a pelos (vilano), modificados para llevar néctar (espolones nectaríferos) o semejar pétalos (petaloides).

Corola

Es el verticilo que sigue internamente al cáliz y rodeando a las partes reproductivas en las flores heteroclamídeas, está formado por pétalos, los cuales generalmente son muy coloridos y llamativos para atraer a insectos polinizadores.

Los pétalos pueden encontrarse separados (dialipétalos) o unidos entre sí (gamopétalos), en cuyo caso puede presentar diversidad de formas, ya sea tubular, campaniforme, de embudo (infundibuliforme), entre otras.

Androceo

El androceo es el verticilo que representa la parte masculina de la flor, está conformado por hojas altamente modificadas denominadas estambres, los cuales pueden faltar en las flores femeninas.

Cada estambre consta de un filamento (ausente en algunos casos), el cual generalmente es filiforme, aunque puede ser grueso, o semejante a un pétalo y estéril; y una antera que consta de 1-3 (generalmente 2) tecas, donde se producen los granos de polen.

Gineceo

Es el último, o más interno de los verticilos florales, representa la parte femenina de la flor. Está conformado por uno o más pistilos, que no son más que hojas carpelares que pueden estar separadas, o más frecuentemente unidas entre sí, dejando una cavidad interna denominada ovario.

El gineceo consta de tres partes: la más basal es el ovario, que contiene a los óvulos en cámaras o lóculos; posteriormente, en dirección distal, le sigue el estilo, una estructura en forma de columna y el estigma, la porción más distal y adaptada para recibir los granos de polen.

Fórmula floral

La flor es una estructura muy variable entre especies, en cuanto a tamaño, distribución en la planta, coloración, número y forma de cada uno de los verticilos que la conforman, entre otros aspectos.

Sin embargo, dentro de una misma especie o grupo, estas diferencias no existen, o son significativamente menores, por lo que las características de las flores tienen valor taxonómico y aportan información acerca de las relaciones filogenéticas entre distintas especies.

La descripción de la flor aporta entonces una información taxonómica importante, y la fórmula floral es una herramienta de gran utilidad, en este aspecto. Esta no es más que un simbolismo de la estructura de la flor.

La fórmula floral emplea letras, números y símbolos específicos, y junto con el diagrama floral son usadas para definir familias de plantas, y para describir especies.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

Font Quer, P. (1982). Diccionario de Botánica. 8ª reimpresión. Barcelona: Editorial Labor, S. A.

Mauseth, J. (2016). Botany: An Introduction to Plant Biology (6 ed.). Jones & Bartlett Learning.

Megías, M., Molist, P. & Pombal, M. (2018). Atlas de histología vegetal y animal. Órganos Vegetales. Flor. Universidad de Vigo.

Autor

Escrito por Carlos F. Lira G. para la Edición #103 de Definición MX , en 08/2021. Carlos es MSc. en Ciencias Marinas, mención Biología Marina del Inst. Oceanográfico de Venezuela, UDO. Profesor de Carcinología y Zoología Gral. en la UDO.

Más definiciones del autor