Definición de Frivolidad

Reconocido como uno de los males de nuestra época, esta actitud es tal vez un estilo de vida que muchos reproducen porque nos quita de las grandes incertidumbres que la vida misma representa. La frivolidad es una forma de actuar que implica despreocupación e indiferencia ante todos los grandes problemas de la vida cotidiana y un ensimismamiento permanente.

La definición de un término que estamos acostumbrados a usar

La frivolidad podría ser descripta como una actitud frente a la vida que implica actitudes superficiales, mundanas, vacuas o despreocupadas de los problemas sociales e históricos. Es una forma de ser que también supone prestarle más atención a lo cotidiano y a lo eventual que al proceso. Lo frívolo ha sido siempre visto como algo criticable y despreciable desde los distintos lugares o ámbitos académicos y hoy en día el término es utilizado con un sentido claramente peyorativo ya que se usa para hacer referencia a aquellas personas que sólo se preocupan por cuestiones que no son demasiado profundas.

Una característica de nuestra época que va mano a mano con el individualismo

Para comprender más el concepto de frivolidad, debemos señalar que este fenómeno es hoy en día altamente común. Esto se debe en gran parte al desarrollo de un enorme y casi inalterable capitalismo que se ha metido y que ha permeado todas las capas de la vida cotidiana con valores tales como el éxito personal, el consumo, la necesidad de pertenecer, el deseo por la eterna juventud, la publicidad de la vida privada, la transformación de todo en un fenómeno de espectáculo, televisión o internet.

La frivolidad es una actitud característica de una parte importante de la población que, por pertenencia a clases sociales despreocupadas, o por acceso a realidades difíciles busca escapar y evadirse hacia expresiones culturales típicas del mundo del espectáculo o faranduleras. Al mismo tiempo, la frivolidad se relaciona directamente con el individualismo desde el momento en que pasa a importar más lo que le ocurre a uno que el sufrimiento ajeno, a quien no se ayuda sino del cual se desconfía.

Las maneras de luchar contra la frivolidad

Por suerte existen muchas maneras de luchar contra esta actitud hacia la vida. Una de ellas es desarrollar aspectos de nuestro espíritu y ser que enriquezcan verdaderamente nuestra existencia, ya sea desde lo artístico, cultural, social, religioso, espiritual, para salir de la dinámica del evento y del chisme.

Por otro lado, es central desarrollar actividades solidarias en las que uno deba ser puesto frente a frente con la desigualdad de modo que se reconozca cabalmente los beneficios que uno posee frente al desposeído, además de poder así ayudar al otro, tender una mano y construir un mejor futuro para toda la sociedad.

Imagen: Fotolia. Freepik

Definición Siguiente >>