Definición de Género Lírico características, y ejemplos

En la antigüedad clásica se cultivaron tres grandes géneros: épico, lírico y dramático. El género lírico se caracterizó por ser la expresión de los sentimientos del “yo”, es decir, de un enunciador que, acompañado por una lira, cantaba sobre sus sentimientos. El uso de la lira, pequeño instrumento musical, es la razón por la que se conoce como lírica. Con el paso del tiempo, este género derivó en la poesía, como hoy la conocemos.

La poeta griega Safo de Lesbos y el poeta latino Catulo son las figuras más importantes de la lírica clásica. Safo abandonó los temas de dioses y musas para centrarse en la intimidad del individuo, el sufrimiento de poseer y perder el amor:

Por su parte, Gaius Valerius Catullus, conocido en castellano por el nombre de Catulo, dirigió sus versos a Lesbia, pseudónimo de una mujer casada llamada Clodia por quien sentía un profundo amor:

Los textos de ambos poetas poseen una intensidad emotiva que los distanció de la poesía de su época y que coloca al individuo en el centro de la reflexión poética.

Características y ejemplos de la poesía

En su libro El arco y la lira, Octavio Paz distinguió entre poesía y poema, dos conceptos parecidos, pero diferentes. Para Paz la poesía es una suerte de fuerza, de energía que trasciende las cosas y que puede manifestarse en múltiples manifestaciones creadas por el hombre. Por su parte, el poema será aquel objeto, escrito o no, que haya sido tocado por la poesía. En este sentido, un poema podría ser una pintura, un texto o cualquier elemento que contenga poesía. Sin embargo, y como escritor, Paz se centró en el estudio del poema como producto verbal.

De manera tradicional, el poema tiene una serie de características que lo distinguen de otros géneros como la narrativa y el teatro. El primero de ellos es su estructura: el poema generalmente está escrito en verso y organizado en estrofas (conjunto de versos). Cada verso tiene un número de sílabas específico que permite medir el poema.

Asimismo, existen ciertos tipos de versos según el número de sílabas. Por ejemplo, los versos de ocho sílabas se llaman octosílabos, los de 7 sílabas heptasílabos, etc. Sin embargo, debido a su uso e impacto, dos tipos de versos merecen mención particular: el endecasílabo y el alejandrino. El endecasílabo, traído de la lengua italiana al español, es un verso de once sílabas. Por su parte, el alejandrino, el verso por excelencia, está conformado por catorce sílabas. Al ser de catorce sílabas puede ser divido en dos partes iguales, cada una de siete sílabas, llamadas hemistiquios:

En este fragmento de un poema de César Vallejo se puede apreciar que cada verso está compuesto por catorce sílabas; a su vez, cada uno se puede dividir en dos hemistiquios, lo que ayuda en la respiración del verso y aumenta su intensidad.

En segundo lugar, la intención del poema es evocativa, es decir, traer al tiempo espacio del poeta sucesos pertenecientes a otros tiempos y lugares:

En tercer lugar, se encuentra la musicalidad del poema, herencia de la naturaleza oral de la lírica. De forma general, la musicalidad era estudiada desde dos perspectivas: la métrica y la rima. La métrica se refiere al número de sílabas que contiene un verso, mientras que la rima es la coincidencia sonora que se da al final de cada verso:

Este fragmento es un claro ejemplo de una estructura poética pues el poema posee una musicalidad rígida marcada por la regularidad de las sílabas y de la rima a lo largo de él.
Sin embargo, en la actualidad estas características han sido superadas pues existen poemas narrativos que, además de contar una historia, ya no se organizan en estrofas o cuya forma es totalmente innovadora como el caso de los caligramas. Además, a partir del siglo XX cambió la forma de entender la musicalidad y se comenzó a poner atención en los acentos dejando de lado las sílabas y la rima.

En poesía, el acento se define como el conjunto de sílabas que tiene mayor fuerza en un verso. En este sentido, la musicalidad del poema se definirá según la forma de organizar los acentos a lo largo de un verso y de la estrofa pues tiene que haber regularidad y variación en su distribución.

En este poema, se puede apreciar cómo la rima y el número de sílabas ya no cumplen una función importante. En su lugar, los acentos son los encargados de otorgar intensidad y musicalidad.

En la poesía, el poeta expresa la manera de entender su mundo. Su naturaleza permite que esta expresividad se dé por diversos medios, entre ellos la voz, pues es la voz la que deja huella del paso del hombre por el mundo.

Definición siguiente. Poesía Lírica >>

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #107 de Definición MX , en 01/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.