Definición de Genocidio Armenio

Poco conocido en comparación con otros grandes genocidios de la historia de la Humanidad, el Genocidio Armenio es un agujero oscuro en la historia de ese país y también de la raza humana. Esto es así debido a que todavía no ha sido reconocido como tal por quienes lo perpetraron, lo cual dificulta en gran modo el proceso de reconstrucción identitaria.

Origen del conflicto y primeras formas de violencia

La historia del pueblo armenio es la de un pueblo pacífico que nunca ha tenido conflictos serios con otros pueblos, a pesar de haber habitado históricamente en una región compleja con circulación de diferentes etnias (musulmanas, católicas, etc.). Por mucho tiempo, los armenios habitaron dentro del Imperio Turco con ciertas características: eran legalmente entendidos como una casta inferior, incapaz de lograr los derechos o calidad de vida de los verdaderos musulmanes. Esto no pareció representar un problema pero sí generó tradicionalmente una situación de inseguridad ya que esa tolerancia podía acabarse con el simple deseo de un gobernante.

Mientras las primeras masacres organizadas de armenios tuvieron lugar en diferentes momentos del siglo XIX, es a principios del siglo XX cuando esto toma una forma sistemática y organizada, además de estar llevado a cabo desde el poder central turco, que empieza a ver a las comunidades armenias en las que se había despertado un incipiente espíritu nacionalista un peligro para la convivencia.

La puesta en marcha de la crueldad

El comienzo oficial e históricamente aceptado del genocidio armenio se ubica en la fecha del 24 de abril de 1915, año en que el gobierno turco (en manos de un partido conocido como Jóvenes Turcos, de corte conservador y nacionalista, defensor de la idiosincracia turca) decidió expulsar del territorio a todas las comunidades armenias que allí habitaban, deportándolas por la fuerza y exponiéndolas a un avance en el desierto sirio en el cual fueron asesinadas mientras marchaban.

Se estima que las muertes de armenios llegaron a alrededor de un millón de personas, muchas de ellas torturadas en la marcha de escape de Turquía y muchas otras expuestas al hambre, la sequía y el ostracismo. Esta crueldad, que fue planeada y sistematizada desde el poder, es entendida por los organismos internacionales de derechos humanos como una de las primeras formas de holocausto de la modernidad.

El legado y la falta de reconocimiento

Uno de los principales problemas que se presentan detrás del holocausto armenio es el hecho de que aquellos que lo perpetraron, el pueblo turco, no ha reconocido oficialmente esta masacre. Si bien la comunidad internacional sí lo hace, la actitud de los gobiernos turcos (y de gran parte de la población civil) dificulta el proceso de reconocimiento y responsabilización por el daño hecho al pueblo armenio. Así, esta flagrante violación a los derechos de lesa humanidad no ha sido todavía superada ya que el reclamo se mantiene vivo.

A diferencia de lo que pasó en Alemania con los crímenes cometidos con el nazismo y el reconocimiento que el pueblo alemán en su conjunto ha hecho sobre ellos, el pueblo armenio no ha recibido el debido acto de compensación y por eso todavía hoy en día lucha.

Imagen: Fotolia. Deno

Definición Siguiente >>