Definición de Holocausto - Auschwitz

Como uno de los hechos más crueles e incomprensibles de la Historia de la Humanidad, el Holocausto judío llevado a cabo por los nazis se ha convertido en un punto de inflexión que permitió avances en gran modo aunque todavía quede mucho por hacer.

La noción de Holocausto y su aplicación en la Alemania nazi

El término holocausto proviene del griego, idioma para el cual 'holos' significa 'todo' y 'kaustos' 'quemado' o 'incinerado'. El término se utilizaba históricamente para designar a las ofrendas que los diferentes pueblos ofrecían a sus dioses, ofrendas en las cuales se sacrificaban toros, ovejas o cabras y se incineraban sus restos.

En un sentido más específico, no podemos dejar de mencionar que esta palabra quedó desde el hecho que aquí nos reúne ligada a la matanza de judíos y de otras minorías que se llevó a cabo en la Alemania nazi dirigida por Hitler. Esta tragedia humanitaria representó la muerte de alrededor de 6 millones de judíos aunque los números pueden variar. Además, es importante señalar que esto no fue accidental sino que por el contrario formó parte de un riguroso plan de exterminio.

La sistematización de un genocidio

En el caso del Holocausto judío debemos señalar que el mismo fue el resultado de un largo proceso de discriminación y persecución dentro y fuera de Alemania. Una vez llegado al poder Hitler en el año 1933 comenzó a idearse un específico sistema de inculpación que estuvo dirigido a los judíos, a quienes se acusaba de ser en parte responsable de la crisis económica del territorio (generado en parte también por la 1era Guerra Mundial y por los resultados de la misma en el Tratado de Versalles).

De este modo, los nazis establecieron siniestros pasos de persecución a los judíos que tuvo que ver con limitar cada vez más sus libertades y derechos, encerrándolos en ghettos donde vivieron hacinados para finalmente deportarlos a los campos de concentración donde la mayoría terminó perdiendo la vida. Este plan de exterminio se aplicó sobre los judíos alemanes pero también sobre otras minorías como los polacos, los negros, los homosexuales. Los judíos de Polonia fueron también de los más aniquilados una vez que los nazis invadieron el país.

El funcionamiento de los campos de concentración y la figura de Auschwitz

Mucho se sabe sobre los campos de concentración nazis, lugares tenebrosos que hoy en día se mantienen para resguardar la memoria, a donde se enviaban forzosamente a los judíos. Allí sufrían todo tipo de vejaciones, desde trabajo forzado e insalubre, hambre y frío, desnutrición, falta de atención médica, maltrato y denigración, brutalidades, penas y castigos, violencia en todas sus formas.

Entre estos campos de concentración, uno de los más importantes y abundantes en términos de reclutados fue el de Auschwitz, localizado al sur de Polonia. Allí, los judíos fueron no sólo concentrados en las condiciones mencionadas sino que fue el centro del proceso conocido como "Solución Final" mediante el cual los nazis se encargaron de exterminar físicamente a gran parte de la población judía europea.

Esto se llevó a cabo con diferentes formas, aunque las cámaras de gas y las fosas comunes fueron las más utilizadas. Los nazis, acorralados por una guerra que se estaba perdiendo y cercados por el Ejército Rojo, decidieron eliminar y hacer desaparecer a los judíos reclutados en los campos con gran apuro para no dejar rastro de sus crímenes.

Imagen: Fotolia. Sergii Figurnyi

Definición Siguiente >>