Definición de Inhóspito

El adjetivo inhóspito expresa que algo es desagradable y poco acogedor por alguna causa. Normalmente se utiliza en relación con aquellos lugares que tienen unas características poco acogedoras.

Etimológicamente es un vocablo que proviene del latín inhospitus, el cual deriva a su vez de hospitus, que alude a la hospitalidad. Así, palabras como hospital u hospitalario tienen el mismo origen.

Una casa fría y poco acogedora se puede calificar de inhóspita. De igual manera unas condiciones de vida también se pueden valorar de igual manera. En pocas palabras, lo inhóspito es todo aquello que no ofrece seguridad y que produce una sensación psicológica de desamparo e incomodidad.

Paisajes típicamente inhóspitos

Ciertos lugares resultan muy desfavorables para la vida. Las condiciones de temperatura extremas, los escasos recursos naturales, la orografía del terreno o el acceso al agua son elementos que determinan la adaptación del hombre al medio. Si el conjunto de condiciones son adversas, se puede decir que se trata de un territorio inhóspito.

Cuando se ven imágenes de la Luna se utiliza con frecuencia el calificativo de inhóspito, pues es un lugar no apto para la vida y, por otra parte, el aspecto que presenta es sinónimo de soledad y aislamiento.

El desierto tiene unas condiciones climáticas muy duras (muy caluroso durante el día y con intensas heladas durante la noche). Es un lugar desapacible, con todo tipo de incomodidades, peligrosos y, en definitiva, un sitio inhóspito.

Las zonas glaciares no son adecuadas para la vida en sociedad. Por otra parte, las condiciones son tan extremas que el número de especies vegetales o animales es muy reducido. Estas circunstancias hacen que los territorios glaciares del planeta (por ejemplo, Groenlandia) sean valorados con este calificativo.

La guerra produce consecuencias devastadoras en los territorios afectados. Una ciudad destruida por los efectos de un bombardeo o por las consecuencias de una batalla se convierte en un lugar que desprende una energía negativa y produce una sensación de tristeza y desolación.

Lugares inhóspitos como recurso cinematográfico

En las películas de terror aparecen imágenes impactantes, normalmente de lugares siniestros, misteriosos y aislados. Los escenarios inhóspitos son un elemento importante en la trama, pues trasmiten una idea de miedo y de inquietud. En el género de terror es muy habitual que las escenas trascurran en una ciudad en ruinas, en un castillo de apariencia siniestra, en un edificio abandonado o en un cementerio envuelto en la niebla; todos ellos lugares lúgubres e inhóspitos.

Foto: iStock. Pekic

Definición Siguiente >>