Definición de Ion

IonUn ion es una partícula que se encuentra cargada eléctricamente y pueden ser átomos si hablamos de partículas muy pequeñas o moléculas si su tamaño es mayor.

Para que un ion tenga una carga eléctrica determinada deben ganar o perder exclusivamente electrones, lo cual se debe a la estructura interna de los átomos. Los iones siempre se forman porque se pierden o se ganan electrones (algo que no pasa con los protones y los neutrones, que se encuentran muy cerca del núcleo del átomo).

Existen dos tipos de iones: los aniones y los cationes. El anión es un ion que posee carga negativa porque ha ganado electrones (por ejemplo, un átomo de flúor neutro tiene a su alrededor nueve electrones y si ganara uno más tendría un total de diez y, por lo tanto, una carga negativa mayor). Un catión es un elemento químico que tiene carga positiva, lo que quiere decir que los cationes pierden electrones (por ejemplo, si tenemos un átomo de berilio neutro con cuatro electrones dando vueltas en su corteza y dos ellos saltan hacia afuera por algún motivo, el berilio se queda con dos electrones que al combinarse con los cuatro protones correspondientes da un resultado final positivo).

De la tabla periódica de los elementos, los metales suelen tener carga positiva, mientras que los no metales tienen normalmente cargas negativas porque ganan electrones.

Los iones negativos son los positivos

Los expertos en biomagnetismo (el magnetismo aplicado a los fenómenos de la vida) ponen de relieve que los iones negativos se presentan en la naturaleza en aquellos lugares con un clima húmedo y donde hay una condensación atmosférica. En las zonas donde hay estos climas, normalmente hay una mayor actividad social, cultural y artística. Así, aunque la palabra negativo sea poco favorable, en el caso de los iones no es así.

A partir de los principios del biomagnetismo, se entiende que es posible utilizar imanes para equilibrar algún desajuste de nuestra salud. De esta manera, se regulan las cargas eléctricas del propio cuerpo para recuperar la salud perdida.

De manera sintética podríamos mencionar una serie de aspectos positivos para nuestros salud proporcionados por los iones negativos del ambiente o por la implantación de imanes en el cuerpo: una mejora en nuestra respiración, un estímulo para la actividad sexual y la reproducción o un incremento de nuestra memoria.

El biomagnetismo es una disciplina relativamente reciente, por lo que todavía genera ciertas dudas en cuanto a su eficacia.

Definición Siguiente >>