Definición de Libido

Entendido como uno de los términos más importantes del psicoanálisis fundado por Freud, la libido es un componente central de la personalidad y aunque en términos generales puede ser descripta como el deseo sexual, el concepto se puede extender a una gran amplitud de fenómenos que tienen que ver con el uso de la energía de un organismo.

El deseo y el deseo sexual como partes fundantes de todo ser humano

Aunque somos animales racionales y poseemos un elemento que ningún otro ser vivo ha logrado desarrollar, la razón, seguimos siendo animales sintientes y aquí es donde aparece el concepto de deseo. Deseo es todo lo que una persona sueña tener, lograr, poseer, disfrutar, gozar. El deseo puede muchas veces ser inconciente e incluso la persona no saber que está presente.

Sin embargo, algo distinto es el deseo sexual, aquel que es puramente instintivo y que está dado principalmente por la necesidad de reproducir y mantener la especie pero que, además, está construido en base a una permanente búsqueda del placer. Esto es lo que Sigmund Freud, el psicoanalista más importante del siglo XX, ha llamado libido y que consideró parte central de nuestra identidad aunque muchas veces esté escondido u oculto.

La libido y el control social o personal

Un elemento importante de la libido es que este deseo se relaciona con la pulsión sexual, una fuerza que podría ser entendida como aquella que nos mantiene vivos ya que es la que nos lleva a buscar reproducir la especie. Pero, tal como dijimos, esa pulsión sexual es una energía que va en busca del placer y por eso ha sido, en diferentes contextos y sociedades, controlada tanto externa como personalmente.

Así, controlar la pulsión sexual, el deseo sexual ha sido uno de los principales objetivos de instituciones tales como la Iglesia o el Estado que han deseado ejercer un fuerte control social sobre lo que consideraban parte de la impureza o del libertinaje social. Esto ha influido en gran parte sobre el autocontrol de la persona ya que muchas veces la anulación de la libido ha tenido que ver con las pautas morales y sexuales de la sociedad en la que se vive.

La canalización de la energía sexual

Es sabido hoy en día que la libido juega un rol importante en nuestra calidad de vida ya que se entiende que poder canalizar ese deseo sexual es lo que nos permite liberarnos de una presión que muchas veces puede ser enfermiza y complicarnos. Así, la pulsión sexual puede ser expulsada a través del mismo acto sexual o dirigida por la persona hacia otras actividades o fines que permitan descargar la energía y evitar una tensión insalubre.

Imagen: Fotolia. Mrakor

Definición Siguiente >>