Definición de Luz alta y luz baja

Luz-alta-bajaCuando se habla de luz alta y baja nos encontramos en el contexto de la conducción de vehículos a motor en carretera. Todo vehículo incorpora un sistema de faros que permite la visión del conductor durante la noche y, al mismo tiempo, tienen la finalidad de ser vistos por el resto de conductores.

A lo largo de la historia del automóvil y del resto de medios de conducción terrestre, el sistema de luces ha ido evolucionando constantemente. En la actualidad están generalizados los faros halógenos y más recientemente las luces LED.

Diversos tipos de luces según las condiciones

Si bien el sistema de luces presenta varias opciones (faros antiniebla, intermitentes o luces antiniebla) hay dos posiciones que resultan claves para que la conducción sea segura: las luces bajas y las luces altas.

Las luces bajas son obligatorias en cualquier circunstancia e indepedientemente de cual sea la visibilidad, tal y como especifican la mayoría de códigos de circulación. Sin embargo, son de especial utilidad para la noche, cuando hay niebla o al circular por un túnel. La finalidad de estas luces no es simplemente la de iluminar sino ser vistos por los demás. Al mismo tiempo, facilitan información sobre las dimensiones del vehículo (específicamente su anchura). Las luces bajas también son denominadas de cruce o cortas, dependiendo de la modalidad de español que se hable.

Cuándo utlizar cada una de estas luces?

Las luces altas (o de carretera) se utilizan cuando se conduce en carreteras oscuras y se pretende iluminar con más proyección. Su uso está prohibido en las zonas pobladas. Por otra parte, cuando la vía es una autopista hay que tener en cuenta que estas luces deben emplearse con moderación, ya que afectan negativamente a la visibilidad de los conductores que circulan en sentido contrario (en caso de ser deslumbrados se recomienda reducir la velocidad). El cambio de las luces altas a las bajas dependerá de cuál sea la circunstancia de la circulación y muy especialmente de la correcta visión del conductor.

Mantener un control regular

Los especialistas en los sistemas de seguridad relacionados con la conducción recomiendan verificar el correcto funcionamiento del sistema de luces de cualquier vehículo. También es necesario alinear adecuadamente los faros (como referencia, las luces altas iluminan a unos 100 metros de distancia). Con este tipo de medidas, se pueden evitar accidentes de circulación. En este sentido, se aconseja cambiar las luces cada dos años o cuando se han recorrido unos 50.000 kilómetros.

Definición Siguiente >>