Definición de Mecanismos de Defensa en Psicología

Desde la psicología se habla de este postulado como la acción o respuesta que una persona puede tener para enfrentar mejor una situación que puede resultarle dolorosa, difícil o compleja. Estas posiciones no siempre son concientes, sino que la mayoría de las veces son irracionales o espontáneos, como si habláramos en un animal de una búsqueda por sobrevivir. En el caso del ser humano, estas acciones son una forma de lidiar con ambientes, cosas o personas que pueden generar dolor o sufrimiento.

Los mecanismos que uno elige para sobrellevar mejor determinadas situaciones

Se lo puede describir como una acción o forma de actuar que una persona ejecuta (de modo ocasional o constante) frente a un estímulo. Por ejemplo, cuando a una persona se le hacen críticas sobre algo que le duele o sobre lo que se siente insegura, la respuesta puede ser agresiva ya que a través de esa agresión la persona puede evitar hacer revisión de justamente aquello en lo que se siente insegura.

Otro caso es la negación, una de las formas más comunes de responder frente a algo doloroso, por ejemplo en el caso de una persona que pierde a un ser querido y sigue su vida como si nada hubiera ocurrido justamente para negar que lo que pasó es inevitable y para no exponerse frente al dolor.

Una acción que para muchos no es sana y que puede ser mejorada con tratamiento

Si bien los mecanismos de defensa no son una enfermedad ni mucho menos, sólo una forma que cada persona tiene de reaccionar ante determinadas situaciones, es verdad que muchas veces este tipo de respuestas pueden mantenernos en un lugar de negación y de agresividad frente a nuestro entorno. Esto impide que resolvamos los dilemas, dolores o sufrimientos que podemos haber vivido y que nunca resolvamos esas cuestiones de manera sana.

Es por esto que muchos psicólogos y terapeutas insisten con tratar este tipo de respuestas en terapia, de modo que se puedan ver aquellas razones y por qué una persona puede necesitar armarse de una barrera para sobrellevar diferentes momentos de su vida. Esto no quiere decir que la sanación está asegurada, especialmente porque la misma depende de la voluntad de la persona, pero sí que podemos acercarnos a comprender mejor por qué hay determinadas cosas que pueden hacer doler o sufrir y por qué reaccionamos de un modo particular ante ellas.

Imagen Fotolia. medesulda

Definición Siguiente >>