Definición de Medicina Interna

La medicina interna es un área de la medicina que se ocupa de los pacientes adultos que tienen algún tipo de enfermedad que no puede ser tratada quirúrgicamente.

Al margen de los pacientes adultos, los médicos dedicados a esta disciplina también atienden a adolecentes o pacientes de la tercera edad.

Patologías típicas de la medicina interna

El abanico de enfermedades es muy amplio: de tipo cardiovascular, la arteriosclerosis, la diabetes, la hipertensión arterial, las patologías relacionadas con trastornos cerebrovasculares o enfermedades asociados con la tiroides, entre otras muchas dolencias.

Para prevenir enfermedades se recomienda visitar a un médico internista al menos una vez al año. De esta manera, es posible realizar una detección temprana de las posibles enfermedades. El médico internista tiene una doble función: tratar las enfermedades y prevenirlas adecuadamente.

Los médicos internistas suelen recibir informes de distintos especialistas que aportan sus conclusiones sobre un paciente concreto. De esta manera, el internista recopila información de distintas áreas y así puede emitir un diagnóstico global sobre el paciente.

Es conveniente acudir primero al médico internista antes de ir a la consulta del médico especialista

El médico internista evalúa de manera integral al paciente y aporta una visión global de su estado de su salud. Por otra parte, los profesionales de esta disciplina pueden especializarse en un área concreta, por ejemplo un internista centrado en endocrinología o en el aparato digestivo. En este sentido, los traumatólogos, los endocrinólogos o los reumatólogos son internistas especializados en áreas concretas de la medicina.

La visita al médico internista debería ser el primer paso para un tratamiento más especializado. Como es lógico, el diagnóstico del internista es determinante para abordar enfermedades que requieren de un especialista.

En un lenguaje coloquial se podría afirmar que la medicina interna es la madre de otras disciplinas más especializadas. Con respecto a las áreas de actividad, los internistas pueden orientar su trabajo en ámbitos muy diversos: las urgencias hospitalarias, atención domiciliaria, plantas hospitalarias, consultas, investigación, docencia, etc. La mayoría de internistas realizan su actividad profesional combinando tres elementos: la asistencia a pacientes, la investigación y la docencia.

Imagen: Fotolia. egudinka

Definición Siguiente >>