Definición de Megalomanía

La megalomanía es un trastorno de la personalidad. En cuanto al término, se trata de un vocablo de origen griego que se forma a partir de dos palabras, megalos que significa grande y manía que quiere decir locura. En el lenguaje corriente este trastorno es considerado como un delirio de grandeza.

Comprendiendo la personalidad

Si alguien tiene una excelente opinión de sí mismo, se cree superior a los demás y considera que su vida en general está orientada a los grandes proyectos, es muy probable que tenga una personalidad megalómana. Estas personas no consideran que tengan ningún tipo de alteración y normalmente son los otros quienes detectan su delirio.

Es bastante frecuente que estos individuos se encuentren en una situación paradójica, pues su vida es corriente pero ellos creen que no lo es y se ven a sí mismos como seres únicos, irrepetibles y destinados al éxito y al triunfo social. Para auto-convencerse de sus delirios es habitual que mientan sobre su propia realidad o manipulen a los demás. Si sus proyectos fantasiosos no se cumplen, pueden manifestar conductas agresivas desproporcionadas o culpar a otros de su fracaso. En el megalómano es habitual inventar poderosos enemigos que tienen el propósito de destruirle.

En algunos casos extremos el trastorno megalomaníaco de alguien puede hacerle creer que es el elegido de los dioses para conducir a la humanidad, un profeta, el futuro líder de su patria o el salvador del mundo.

Según los psiquiatras y psicólogos la megalomanía puede disimularse si es una persona con un puesto social relevante y de prestigio. No hay que olvidar que en ocasiones el megalómano es un individuos bien valorado socialmente, pues los demás pueden atribuirle un cierto carisma o verle como un líder natural.

Las personas con este trastorno representan un peligro potencial para ellos mismos, para su entorno y para el conjunto de la sociedad. Vale la pena recordar que algunos personajes de la historia han mostrado rasgos con esta patología en su personalidad, como Hitler, Stalin o Napoleón.

Distintas interpretaciones

Freud entendía que la megalomanía es un rasgo de la personalidad directamente relacionado con la neurosis. Por otra parte, para Freud la megalomanía y el narcisismo son dos trastornos estrechamente relacionados.

Según otras corrientes de la psicología, la megalomanía es en realidad un mecanismo de defensa. En otras palabras, el megalómano distorsiona la realidad para no enfrentarse a ella. Hay que indicar que este proceso mental es de tipo inconsciente.

Imagen: Fotolia. danilkorolev

Definición Siguiente >>