Definición de Milpa

Ana Somohano
Lic. en Historia

La milpa es un sistema agrícola mesoamericano. Se trata de un policultivo basado en la siembra de maíz, frijol y calabaza que se complementa con otras especies vegetales. A pesar de que es posible encontrar milpas a lo largo de toda Mesoamérica, su tipología varía según el terreno, las condiciones ambientales y los factores culturales donde se da.

La voz milpa proviene del náhuatl; milli remite en su esencia a “heredad”, con lo que ello representa a nivel natural y generacional, vinculado en este marco al terreno o a la “tierra sembrada-labrada”, y -pan es un sufijo locativo, “sobre”. Por lo tanto, milpa podría traducirse como “sobre la tierra sembrada”. Asimismo, se encuentra en otras lenguas nativas con otras denominaciones. Por ejemplo, entre los mayas se conoce como kool, entre los mixtecos como itzuu, entre los zapotecos como cue, entre los rarámuris como ichírari y entre los huicholes como waxa, por mencionar solo algunos de estos nombres.

Características de un complejo ecosistema

La milpa es un policultivo, lo que quiere decir que se trata de un sembradío de diversas especies. Los tres cultivos principales que se dan en la milpa son el maíz, la calabaza y el frijol, que componen lo que se ha denominado como “la triada mesoamericana” y conforma la base dietética de las poblaciones de esta área del mundo. Estos tres cultivos pueden darse de manera conjunta o separada.

• El maíz es un cereal que conforma la base nutricional en Mesoamérica, ya que es el ingrediente básico de un buen número de platos de la gastronomía centroamericana. Existen más de sesenta tipos diferentes de maíz nativo. Tal es su importancia que los grupos indígenas mesoamericanos consideran que el cuerpo humano está elaborado con maíz.

• El frijol es una leguminosa que constituye un aporte fundamental de proteínas dentro de la dieta mesoamericana.

• La calabaza es un importante vegetal del que se aprovecha no solo el fruto, sino también las flores.

La triada mesoamericana no aparece de manera aislada en la milpa, sino que se complementa con otros cultivos. Los más importantes son los chiles, utilizados como condimento, y los quelites o brotes tiernos. También es frecuente encontrar otras plantas comestibles, medicinales u ornamentales, así como árboles frutales en los bordes de las milpas.

La milpa, además de un sistema de producción de alimentos, también tiene otras utilidades, ya que permite a los campesinos obtener madera o material para elaborar textiles. Además, el ecosistema de la milpa se complementa con varias especies de fauna: animales polinizadores o insectos comestibles como los chapulines.

Todas estas especies vegetales y animales componen un complejo ecosistema que promueve la productividad del suelo, la polinización vegetal y la prevención de plagas.

Roza Tala y Quema

El sistema de la milpa se sustenta sobre un conocimiento agrícola desarrollado durante miles de años. En muchas partes de Mesoamérica está sustentado en ciclos agrícolas de roza, tala y quema que permiten aumentar la productividad del suelo.

El sistema de roza, tala y quema supone un ciclo anual de cultivos. Antes de la llegada de la temporada de lluvias, se procede a talar los árboles y a limpiar la parcela, quedando los restos del cultivo anterior sobre el suelo.

Justo antes de que empiecen las lluvias, se prende fuego a la parcela de modo que los residuos vegetales secos se conviertan en cenizas. Estas cenizas aportan una gran cantidad de nutrientes al suelo, lo que favorecerá el crecimiento de los cultivos del ciclo siguiente. A continuación, se efectúa la siembra, que germinará con la aparición de las lluvias.

Un pequeño esquema cosmológico

La milpa es un sistema de cultivo familiar imbuido de significación cosmológica: la parcela se considera un microcosmos y como tal está estructurada. Así como en las construcciones del mundo mesoamericanas el cosmos se ordena en torno a un centro y cuatro esquinas, la milpa también.

La conformación de la milpa es un acto sumamente significativo para los distintos grupos mesoamericanos, ya que mediante estos actos se recrea la formación del mundo. Primero se han de delimitar los límites. Posteriormente, se realizan ciertos rituales a través de los cuales distintas entidades intervienen en la conformación de la milpa. Como parte de ellos, es frecuente colocar ofrendas tanto en el centro de la milpa como en las cuatro esquinas.

Estos rituales no se limitan a la creación de la parcela, sino que también forman parte de los ciclos agrícolas. Algunos de los más conocidos son las ceremonias de ch’a’ chaak entre los mayas yucatecos, las cuales se realizan para invocar la lluvia.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

• Enrique Vela (ed.) (2019): Cultivos mesoamericanos. Las especies que México dio al mundo. Arqueología Mesoaméricana num. E84. Ciudad de México: Raíces.

• Marco Buenrostro (2009): “Las bondades de la milpa”. Ciencias 92. pp. 30-32.

Autor

Escrito por Ana Somohano para la Edición #105 de Definición MX , en 11/2021. Ana es historiadora por la Universidad Complutense de Madrid y maestra en Estudios Mesoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado trabajos de investigación en México, Guatemala, Honduras y Perú, y se desempeñó como curadora en el Dpto. de las Américas en el Museo Británico.

Más definiciones del autor