Definición de Monarquía Absoluta

Monarquia-AbsolutaExisten varias manera de gobernar una nación. La Monarquía Absoluta es una de ellas y en la actualidad solamente hay un número muy reducido de estados que la mantienen, por ejemplo Qatar, Brunéi y Swazilandia.

La principal característica de la Monarquía Absoluta consiste en que el rey tienen el poder supremo. El rey es quien reúne en su persona todo el poder de una nación y el resto de instituciones están jerárquicamente por debajo del monarca.

En la Monarquía Absoluta no existe la separación de poderes de los regímenes democráticos, es decir, el poder ejecutivo, legislativo y judicial. El motivo por el cual el rey tenía todos los poderes radica en que la Monarquía Absoluta es una institución que defiende la idea de que es Dios quien da legitimidad al monarca. Como dato curioso vale la pena destacar que el vínculo entre lo divino y el rey estuvo muy presente en Japón hasta mediados del s. XX.

Otro de los rasgos genuinos de esta forma de gobierno es su carácter hereditario, permaneciendo el rey en el poder hasta su fallecimiento y sucediéndole su heredero.

Cuando al final de la Edad Media, los estados feudales europeos se transformaron en naciones ( como es el caso de España, de Francia o de Gran Bretaña ) empezó el periodo de las monarquías absolutas, que transcurrió durante los siglos XVl, XVll y XVlll. Su hegemonía entró en declive a partir de la Revolución Francesa. A partir de entonces, de manera paulatina las Monarquías Absolutas fueron adaptándose a los nuevos valores, principalmente la democracia. De esta manera, el poder del monarca tuvo un carácter simbólico y pasó a subordinarse al poder popular representado en el parlamento. Esta modalidad recibe el nombre de Monarquía parlamentaria y está vigente en un varias naciones europeas ( Holanda, Gran Bretaña, Noruega, España, Bélgica... ).

A pesar de la modernización de las monarquías y su adaptación a los sistemas democráticos, en algunos países totalmente democráticos e independientes se mantiene la figura de un monarca. Este es el caso de las antiguas colonias británicas ( como Nueva Zelanda, Canadá o Australia ) que aunque ya no están bajo el dominio británico siguen teniendo a su monarca como símbolo.

Definición Siguiente >>