Definición de Monopolio

monopolioUn monopolio es un tipo de circunstancia económica en donde en un mercado determinado existe un solo oferente de un bien o servicio. Una circunstancia parecida es la que se denomina oligopolio, en la que si bien existen varios oferentes, estos son demasiado pocos para la demanda considerada. Este tipo de situaciones suelen ser negativamente evaladas por el hecho de que permiten a uno o pocos agentes controlar significativamente determinados precios. En la actualidad existen leyes que evitan que este tipo de posibilidades se efectivicen, y si llegan a suceder, se intenta eliminarlas por completo; no obstante, en algunos momentos de la historia existieron monopolios promovidos por el mismo estado.

Como es sabido, la formación de los precios depende del libre juego entre la oferta y la demanda. No obstante, este tipo de proceso se efectúa en un mercado de competencia perfecta, en donde existen muchos oferentes y demandantes. En efecto, si algún oferente eleva significativamente los precios sin que eleve la calidad de lo ofrecido, la demanda se orientará a uno de sus competidores. No obstante, si la existencia de competidores es nula o muy reducida, el susodicho oferente podrá tener mucha influencia en la formación del precio, situación perjudicial para los agentes demandantes; un monopolio representa el extremo de esta posibilidad con un solo oferente para determinados bienes o servicios.

A pesar de la visión peyorativa reinante en un tipo de dinámica que incluya pocos oferentes, lo cierto es que existe una teoría radical que la considera parte primordial del capitalismo. Esta se relacionaría íntimamente con la innovación. Se trata de los postulados de Joseph Alois Schumpeter, que señalan que en la historia existen aplicaciones técnicas que significan tal nivel de innovación que convierten a sus postuladores en monopolios, eliminando momentáneamente competencia. Así, cuando, por ejemplo, una empresa desarrolla algún tipo de producto de gran impacto, como por ejemplo lo fue el ferrocarril durante la revolución industrial, ocupa un lugar destacado por un breve lapso de tiempo, lugar que es monopólico, porque nadie más es capaz de proporcionar lo mismo. Este tipo de situación le garantiza una elevada rentabilidad hasta que la competencia logre desarrollarse con avances similares.

Como se ha sugerido, también ha existido en la historia alguna ocasión en la que fue el mismo estado fomentó el establecimiento de un monopolio. Así, por ejemplo, durante la dominación colonial de España sobre distintos territorios de América, estos debían comerciar solo con la metrópoli de modo obligatorio, sin que existieran variantes al respecto.

Definición Siguiente >>