Definición de Noúmeno

Uno de los conceptos más complejos, interesantes e importantes para comprender en el ámbito de la filosofía moderna ha sido creado y desarrollado en su teoría por el filósofo alemán Immanuel Kant. Estamos haciendo referencia al concepto de noúmeno, que es altamente abstracto y que implica una diferenciación entre los fenómenos pensados y los puramente sensibles. Aquí debemos señalar con total firmeza que esta es una de las principales dicotomías de la filosofía moderna, aquella que se plantea entre lo que se puede captar a través de los sentidos y lo que es generado por la propia mente.

Kant y el origen del término

Filósofo racionalista como pocos, Immanuel Kant nació en lo que hoy sería Alemania pero que en aquel entonces (siglo XVIII) era conocido como Prusia, un territorio independiente. Allí es donde Kant llevará a cabo su teoría, una teoría filosófica que se considera la base de la filosofía moderna y que disertará sobre la importancia de la razón moderna por sobre otros elementos que hasta el momento eran aceptados como fuente de conocimiento.

Kant, heredero a su vez de la tradición cartesiana, planteará una división clara entre todos los fenómenos que sean captados por el simple acto de poseer sentidos que nos brindan determinada información y aquellos fenómenos que son pensados por la mente humana y que por lo tanto poseen un grado de complejidad y simbolismo mucho más importante. Estos últimos son los que pueden resumirse con un nombre: noúmeno o aquello que es pensado.

Las particularidades de los fenómenos pensados

Tal como se lo conoce, Kant dio nacimiento a lo que se conoce como idealismo alemán y que tuvo como principal presupuesto la predominancia de las ideas por sobre el mundo sensible. Kant sostenía que lo pensado o noúmeno no podía ser cognoscible por el ser humano y su capacidad racional en su totalidad, debido a que era inmanente y por lo tanto también trascendente.

Esto quiere decir que ya de por sí, el noúmeno se podría equiparar al concepto de esencia o sustancia que existió en la filosofía de la Antigua Grecia y que dividía también al mundo de lo inteligible con el mundo de lo sensible.

Debido a la incapacidad de la mente humana para conocer la real esencia de las cosas, Kant planteará que el noúmeno sólo podrá ser conocido, asimilado o aprehendido a través de la moralidad, es decir, mediante una conducta que tenga a bien de significar o comportar beneficios para la condición humana.

Imagen: Fotolia. Sergey Ryzhov - agsandrew

Definición Siguiente >>