Parábola Definición, características, diferencias, y ejemplos

En primer término, la parábola es una clase de texto literario en el que se narra una historia breve, la cual tiene un significado simbólico y sirve para dar alguna enseñanza para quien la escucha o lee. Para la reconocida Licenciada y Maestra en Letras mexicana Helena Beristáin (1927-2013) la parábola es un tipo de fábula debido a que ambos textos pertenecen al género didáctico, es decir, procuran dar una enseñanza para el lector. Sin embargo, podemos enlistar algunas características propias de la parábola y sus principales diferencias con otros textos similares como la fábula y la alegoría.

En segundo término, en el campo matemático, más concretamente, en la geometría, la parábola es una curva en la que cada uno de sus puntos se encuentra a la misma distancia de un punto fijo (denominado foco) y a la misma distancia de una línea fija (directriz). Este tipo de curva se puede concretar en el titulado movimiento parabólico, que se lo puede describir, por ejemplo, a partir de la trayectoria expuesta por el lanzamiento de una jabalina o de cualquier proyectil. El estudio del movimiento parabólico más relevante para la ciencia fue el que realizó Galileo Galilei entre el siglo XVI y XVII. Consiguió describir matemáticamente este movimiento, estableciendo una serie de ecuaciones incluyendo todas las variables que intervienen: velocidad, ángulo de inclinación del proyectil, tiempo de vuelo, gravedad y altura máxima alcanzada.

Características de la parábola en la lingüística

Breve. La extensión de una parábola es corta debido a que el lector o la persona que la escucha debe ser capaz de encontrar la enseñanza que se desprende del relato.

Didáctica. El relato debe incluir una enseñanza que deberá ser descubierta por el lector. La intención de este texto es que la persona reflexione en cuanto a sus propias acciones, su naturaleza y, en muchas ocasiones, su relación con la deidad o con sus semejantes. De hecho, se considera que la parábola es un excelente recurso de enseñanza moral.

Simbólica. Puede incluir personajes o situaciones que sólo son representaciones de otros. Por ejemplo, en el Nuevo Testamento se encuentra la parábola del grano de mostaza, en ella se habla de cómo esa pequeña semilla crece para convertirse en un árbol muy grande, pero la intención del relato no es sólo hablar de cómo una semilla crece sino de hacer ver al lector que la fe es como esa semilla. La mayoría de las parábolas tienen elementos como estos que en realidad hacen referencia a otros.

Cotidianeidad. Los relatos se basan en acciones o actividades cotidianas de hombres y mujeres. Jesucristo, que es uno de los autores principales de parábolas, usaba contextos cercanos a los que lo escuchaban, por ejemplo, la siembra, la construcción, las fiestas y demás.

Significado implícito. La interpretación de una parábola no es tan sencilla debido a que no se encuentra de forma explícita (clara) en el texto, sino que es necesario hacer una reflexión para conocer la enseñanza que pretende dar.

Diferencias

Una de las diferencias principales entre la fábula y la parábola es el tipo de personajes que incluyen pues la parábola utiliza personajes comunes, personas como sembradores, mercaderes, padres y demás; mientras que en la fábula se suelen incluir personajes no humanos como animales, plantas u objetos inanimados a los que se les otorga una voz.

Otra diferencia es que la fábula incluye una moraleja explícita. Por lo general, al final del texto se escribe la moraleja, por lo que el lector no necesita buscar el significado del relato, mientras que la parábola implica una interpretación más profunda por parte del lector puesto que la enseñanza es implícita.

La parábola suele ser una narración, mientras que la fábula puede encontrarse tanto en narración como en verso y, aunque esto no es obligatorio, aplica en la mayoría de los textos.

Finalmente, la alegoría y la parábola pueden ser similares debido a que ambas son simbólicas, sin embargo, la alegoría puede ser un texto literario o sólo ser usada como un recurso en otro tipo de texto; mientras que la parábola debe ser un texto autónomo cuyo fin sea moralizante.

Ejemplos

Las parábolas de Jesucristo son las más ilustrativas que tenemos, un ejemplo sería la parábola de los dos cimientos, que podemos encontrar en el capítulo 7 del Evangelio según Mateo:

Como puedes observar, podemos tener dos lecturas de este texto. La primera nos indica que, si un hombre construye su casa en un cimiento seguro, tendrá éxito, mientras que, si no lo hace, su casa caerá. El relato es bastante simple, sin embargo, al inicio del relato se nos da una clave para su doble lectura e interpretación, lo que nos ayuda a saber que la narración va más allá y la enseñanza que podemos obtener de ella es que a quien escuche las palabras de Jesús y actúe de conformidad con ellas, le irá bien y tendrá una fe o cimiento sólido, mientras que, quien no lo haga, perderá la poca fe que haya mostrado.

Definición siguiente. Fábula >>

Referencias bibliográficas

Beristáin, H. (1995). Diccionario de retórica y poética. México: Porrúa.

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #110 de Definición MX , en 03/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.

Más definiciones por el/la autor/a