Definición de Patriarcado

Se conoce como patriarcado al sistema social que cree en la idea de que los varones son más fuertes y más capaces que las mujeres o que cualquier otra forma de identidad sexual y por lo tanto esta superioridad se hace presente en un sinfín de prácticas sociales y culturales muy difíciles de erradicar.

El término patriarcado proviene del griego, idioma en el cual se compone de dos palabras: pater o padre (de ahí se derivan muchas otras palabras como patria) y archkein, que significa mandar o mandato. Así, el patriarcado es el fenómeno por el cual el padre de familia, masculino, manda al resto del grupo y esto se hace presente tanto en la pequeña familia como en la sociedad en su conjunto ya que esos valores son los que rigen a todos los actores sociales.

El patriarcado ha sido histórica y científicamente aprobado por todas las sociedades del mundo, salvo algunas pocas que han mantenido tradicionalmente una estructura matriarcal. ¿Qué quiere decir esto? Que no ha habido grandes civilizaciones en la historia de la Humanidad que pudieran mostrar otra forma o sistema de subsistencia humana y esto no porque no existiera sino porque las sociedades siempre han tendido a establecer esta diferencia entre el poder del hombre (abarcativo y omnipresente) y el de la mujer (casi nulo o inexistente).

Es sólo recién en las últimas décadas que este sistema está siendo cuestionado cada vez más ampliamente y puesto en el banquillo de la culpabilidad de muchos de los males de la vida en sociedad

El patriarcado tiene una característica principal y muy llamativa: a diferencia de lo que ha ocurrido con los sistemas económicos de cada época, este sistema de poder del hombre sobre la mujer ha existido a través del tiempo sin casi ser cuestionado o puesto en juicio sus efectos sobre la realidad social. Esto nos dice que el mismo posee mucha fuerza y que para lograr que esto cambie costará muchísimo tiempo más.

Cuando hablamos de patriarcado estamos hablando de un sinfín de prácticas y pautas de comportamiento social que implican en mayor o menor medida poder del hombre sobre la mujer

Por ejemplo, el hecho de que los hombres posean una mejor realidad laboral que las mujeres, o que puedan tener ciertas libertades que las mujeres no. En muchos países de Oriente esto llega a tal punto que las mujeres son entendidas como objetos o posesiones de sus padres o eventualmente maridos, no teniendo capacidad para pensar o decidir por sí mismas ninguno de los elementos de su vida cotidiana, desde lo más simple a lo más complejo.

El patriarcado en Occidente

Aunque usualmente los países occidentales señalan y marcan la indigna calidad de vida de las mujeres de los países árabes y de otros países orientales, la realidad nos demuestra que en Occidente el patriarcado también tiene fortaleza. Esto se hace visible en la capacidad que tienen, aún hoy, los hombres (sean padres, parejas o simples ciudadanos) para decidir sobre la salud reproductiva de las mujeres, para decidir qué hacer con su cuerpo (si el mismo tiene actividad sexual o no), si se puede participar en política, de qué modos debe presentarse y arreglarse la mujer en su apariencia, etc.

La diferencia entre el patriarcado de Oriente y el Occidental es que mientras el primero está fundado en la religión, el segundo pareciera estar fundado en una cuestión de sentido común o de lógica y esto se visibiliza en todos los medios de comunicación masiva que intervienen para crear una imagen de la mujer ideal, de su cuerpo, de su belleza y de sus capacidades.

Imagen: Fotolia. ArtFamily

Definición Siguiente >>