Definición de Pie de Imagen

Una dibujo, una fotografía, un logo o cualquier soporte visual trasmite una información. Si bien las imágenes hablan por sí mismas, pueden ser complementadas con alguna breve indicación escrita. En este caso hablamos de un pie de imagen o de foto.

En el ámbito periodístico

En la prensa escrita la fotografía tiene un papel destacado. De hecho, en toda portada de periódico hay normalmente una noticia destacada con una fotografía sobre el acontecimiento descrito. Dicha foto tiene que ser complementada con algún pie de foto. Su contenido tiene que ser breve, directo y con un mensaje esclarecedor.

En otros términos, las palabras utilizadas no pueden hacer referencia a lo que ya aparece en la imagen sino que deben aclarar algún aspecto relevante. Así, con esta información adicional es posible especificar dónde ocurrieron los hechos, cuándo tuvieron lugar o quiénes son las personas que aparecen en la imagen.

A partir de esta breve aclaración, el lector comprende mejor la imagen fotográfica que está percibiendo. Por otra parte, el pie de imagen es un complemento del titular de la noticia.

Una fotografía adquirirá mayor relevancia en función de cuál sea su pie de imagen. Si el texto es inadecuado la foto pierde su expresividad y, de manera inversa, si el texto tiene un mensaje convincente, la imagen se enriquece de manera notable.

En el ámbito de las redes sociales

En las distintas redes sociales, especialmente Facebook o Instagram, la fotografía tiene un papel protagonista. Sin embargo, el pie de página tiene su importancia. Los expertos en comunicación recomiendan textos sugerentes y motivadores que sirvan de inspiración. Para ello, los textos y las imágenes deben complementarse mutuamente.

Se podría decir que el pie de foto y la propia foto expresan la misma idea con lenguajes distintos.

Algunas recomendaciones para crear buenos titulares y pies de imagen en la publicidad

Los expertos en comunicación afirman que los mensajes tienen que ser directos e impactantes. Así, en una campaña publicitaria contra el tabaco podría aparecer un cigarrillo encendido acompañado con las siguientes palabras: "fumando te suicidas lentamente".

En ocasiones el uso de metáforas y otras figuras retóricas puede ser muy recomendable. En una publicidad sobre un zumo de naranja podríamos emplear la siguiente frase: "tu rayo diario de sol".

El recurso del humor o del doble sentido es otro de los clásicos en el lenguaje publicitario. De esta manera, con un texto ingenioso y simpático se consigue despertar el interés del consumidor.

En síntesis, las imágenes y las palabras que se utilizan en los mensajes publicitarios tienen que transmitir emociones e ideas que no provoquen indiferencia.

Imagen Fotolia. DJApart

Definición Siguiente >>