Definición de Poema

En un poema se pueden contar cosas, pero de manera muy diferente a cómo se hace en una novela, en una obra de teatro o en un ensayo. En un poema hay, principalmente, sentimientos y emociones. El poeta juega con las palabras para crear algo que tiene un componente misterioso, mágico o simbólico dependiendo de la intención del poeta.

Si pensamos en la poesía clásica, podemos imaginar un poema épico, lírico o dramático (que son los tres géneros tradicionales). Sin embargo, la poesía ha ido evolucionando más allá de los géneros y de las estructuras fijas de versificación. Por este motivo, desde el surgimiento de las vanguardias a principios del siglo XX, la poesía se ha liberado de cualquier formato o género. Esta liberación se ha concretado en un nuevo tipo de poema con verso libre. En este caso, el poema no tiene una estructura fija, es decir, una métrica, sino que se presenta ante el lector con plena libertad creadora. En cualquier caso, un poema tiene una serie de ingredientes y planos muy diversos.

Planos de un poema

Los versos de un poema tienen un orden y una relación interna, por lo que estaríamos hablando de la sintaxis. Al mismo tiempo, hay un léxico determinado, que habitualmente se manifiesta a través de las figuras retóricas propias del lenguaje poético (la metáfora, la personificación, la hipérbole o la paradoja, entre otras muchas).

Por otra parte, un poema tiene un plano fonológico, pues no hay que olvidar que las palabras producen un sonido y el sonido forma parte del ritmo. Por este motivo, la música y la poesía se alían en la interpretación de los cantantes. La cuestión rítmica de un poema depende de la medida de los versos y las pausas, de la métrica y de la sonoridad.

Las imágenes están igualmente presentes en los poemas, ya que el poeta intenta sugerir la visión de algo a través de sus palabras.

La intención poética

Los distintos planos y elementos con los que trabaja un poeta en su actividad creadora conforman un conjunto de recursos técnicos que se traducen finalmente en un poema, el cual puede orientarse hacia la dimensión amorosa, filosófica, lúdica o simbólica, entre otras muchas propuestas poéticas. Al mismo tiempo, hay que tener presente que un poema hay que entenderlo desde la óptica de una corriente literaria determinada (romanticismo, modernismo, vanguardismo...). El poeta crea a partir de un movimiento literario que le influye, pero también desde su individualidad. La subjetividad del poeta y su visión particular es el aspecto más singular en cada creación.

Un poema no puede concebirse con criterios estrictamente racionales y lógicos, tal y como sucede en otros géneros literarios. De hecho, la poesía tiene en ocasiones un ingrediente inefable, es decir, intenta expresar algo que no se puede expresar con palabras. Este aspecto extraño, enigmático y contradictorio hace que la poesía sea un género minoritario.

Imagen: iStock - Vagengeym_Elena

Definición Siguiente >>