Definición de Posmodernidad

posmodernidadLa posmodernidad es un concepto muy actual y complejo y se aplica en ámbitos muy diversos: arte, filosofía, sociología o psicología. En cada uno de ellos la idea de posmodernidad tiene su propio sentido y significado. Sin embargo, es posible realizar una síntesis general de este concepto tan amplio y ambiguo.

En primer lugar, lo posmoderno se opone a lo moderno, entendiendo por moderno el periodo histórico que empezó en la Ilustración y que se desarrolló hasta la mitad del siglo XX aproximadamente. La modernidad se caracteriza por la creencia en la ciencia, la razón y el progreso como las guías de la humanidad. Estos principios dejaron de ser los referentes intelectuales, sociales y artísticos cuando la realidad mostró un resultado decepcionante: dos guerras mundiales, totalitarismos de tendencias distintas y la decepción general por los valores de la modernidad. El ideal de la modernidad había fracasado y se inicia un nueva era: la posmodernidad.

De manera resumida, los rasgos esenciales de esta etapa de la humanidad son los siguientes. Hay un desencanto social en relación con la religión, la política y la ciencia. La idea de verdad y de progreso son cuestionadas. La comunicación y el consumo son factores esenciales para entender nuestra civilización. Las ideas tradicionales dejan de ser referentes válidos y se tiende a la desmitificación de todo. Lo que importa es lo inmediato, el aquí y el ahora del presente. Hay un gran interés por lo alternativo en cualquiera de sus manifestaciones. Lo individual desplaza a los proyectos colectivos, lo cual se aprecia en el culto al cuerpo o los libros de autoayuda.

La posmodernidad es básicamente una crítica de la modernidad, de sus valores y principios. Como propuesta alternativa presenta nuevas propuestas: la subjetividad, el multiculturalismo y la pluralidad. Ante estas ideas, hay pensadores que critican el pensamiento posmoderno, al considerarlo un referente decepcionante, sin un proyecto definido e incapaz de afrontar los retos de la humanidad, de guiar el pensamiento o la creación artística.

Como corriente ideológica y tendencia de la civilización, la posmodernidad ha tenido algunos logros destacados: el papel de la clase media y su desarrollo, el aumento de la libertades en occidente y algunos aspectos positivos de la globalización. Por el contrario, tiene rasgos negativos y criticables: la banalización, el consumismo, la pérdida de identidad por la misma globalización, la ausencia de referentes políticos válidos y, en definitiva, la sensación de que el mundo está fragmentado y no hay proyectos estimulantes para orientar a los individuos y a la humanidad en su conjunto. Ante esta situación algo caótica, es lógico que aparezcan propuestas religiosas, sociales y políticas variopintas y, en ocasiones, muy poco fiables.

Definición Siguiente >>