Definición de Psicópata

Hay personas que sienten indiferencia ante el sufrimiento y el dolor ajeno. Se dice de ellas que no tienen conciencia sobre lo que está bien y lo que está mal y que no tienen sentido de culpa. El individuo con estos rasgos de personalidad es un psicópata. Desde el punto de vista de la psiquiatría, la psicopatía es un trastorno antisocial de la personalidad.

Un perfil general

Mientras la inmensa mayoría de los humanos experimentan alguna forma de empatía por los demás, el psicópata es incapaz de mostrar interés por otras personas. Desde un punto de vista estrictamente cerebral, estos individuos no presentan ninguna alteración observable.

Quienes estudian la conducta humana no han llegado a descifrar con precisión cómo un individuo se convierte en un psicópata. Se cree que en algún momento de sus vidas se ha producido un bloqueo que impide la formación de la conciencia moral.

Hay que tener en cuenta que la conciencia moral se comienza a formar a los cinco o seis años de edad. Por este motivo, la mayoría de conductas psicópatas aparecen en personas marcadas por una infancia conflictiva.

Según algunos estudios, los niños que desarrollan posteriormente alguna forma de psicopatía se caracterizan por sus acciones violentas: peleas y agresiones, torturas a animales, comportamientos destructivos, piromanía, etc. Cuando llegan a la edad adulta estas conductas se pueden transformar en comportamientos mucho más graves y peligrosos.

El placer del mal

Los psicópatas inteligentes saben fingir muy bien y por este motivo pueden parecer absolutamente normales. Habitualmente tienen habilidades sociales y gracias a ellas consiguen aprovecharse de la gente que les rodea. Sin embargo, son personas que normalmente disfrutan provocando el mal y que pueden manifestar conductas sádicas y no sentir ningún tipo de remordimiento por sus acciones.

Diferencia entre Psicópata, sociópata y psicótico

Estos tres conceptos se confunden con cierta frecuencia. Como ya hemos descrito, el psicópata carece de conciencia moral. El sociópata es aquel individuo que no tiene simpatía por nadie y es profundamente antisocial.

Por otro lado, el psicótico es un individuo con algún trastorno de la personalidad, por ejemplo la esquizofrenia. Los síntomas más característicos de un brote psicótico son los siguientes: alucinaciones, delirios, conductas inapropiadas, estados letárgicos o episodios de catatonía.

Imagen Fotolia. Rizal

Definición Siguiente >>