Definición de Pusilánime

Esta palabra se utiliza con un sentido negativo en relación a la persona con la que la utilicemos. Así, nos referimos a una falta de ánimo, desde el punto de vista personal y social, para hacer cualquier tipo de actividad. Es por ello que, de alguna manera, entendemos que, a la persona a quien nos referimos con esta palabra, le faltan de ese tipo de capacidades.

Si bien es cierto que es una palabra en desuso, el utilizarla implica un agravio hacia quien la dirigimos. Además hemos de tener en cuenta que, desde el punto de vista personal y psicológico, es una apreciación que, aunque pueda corresponderse con algún tipo de información que haya sido contrastada, es parcial, únicamente expresada desde una apreciación sesgada.

Pusilánime es una forma despectiva de hablar de alguien que habitualmente no tiene ánimos para estudiar, trabajar...

Si profundizamos más en el término, podemos observar que tiene que ver con una desviación emocional, psicológica de la persona a la que nos referimos con él mismo. Así, tenemos que tener presente que estamos ante alguien que puede tener algún problema psicológico que influye en su bienestar emocional, haciendo que no esté bien consigo mismo, que no se sienta equilibrado y esto influya físicamente en él.

Es por ello que este tipo de personas necesitan ayuda profesional para poder enfrentarse a situaciones que, para otras personas pueden ser normales, cotidianas y que para nada resultan complicadas. Una persona pusilánime no ve la realidad de la misma forma que los demás y lo cotidiano y también lo que exige un mayor esfuerzo resulta muy difícil de realizar, pareciendo algo imposible desde su punto de vista.

En ciertos casos, una persona pusilánime puede necesitar atención especializada que le permita avanzar

Así, si lo vemos desde un punto de vista objetivo, si nos centramos en el término y en su significado, estamos ante una persona con un problema emocional y psicológico que le impide enfrentarse a la realidad, que lo minusvalora en relación a las demás personas, a la sociedad y lo que hace es que se vaya retrayendo cada vez más y haciéndole sentir que vale mucho menos en muchos aspectos de la vida, tanto sociales, profesionales, etcétera.

Es por ello que, este término también nos da una serie de pistas para darnos cuenta, para conocer, a este tipo de personas a través de una serie de características. Una cosa es no querer hacer algo o no sentirse con fuerzas en un momento concreto y otra cosa es que desde el punto de vista emocional comprobemos que la persona no se siente capacitado para realizar cierto tipo de actividades, sean sencillas o con mayor dificultad y, al mismo tiempo, esto le genera una incapacidad desde el punto de vista físico.

Imagen: iStock . mediaphotos

Definición Siguiente >>