Definición de Rencor

Alguien siente rencor hacia otra persona cuando no le perdona algún tipo de ofensa o humillación. Este sentimiento va generalmente acompañado de una intensa rabia y suele manifestarse como consecuencia de algún desengaño amoroso, la traición de un amigo o cualquier acto de agravio por el que nos consideremos perjudicados.

Quien tiene este tipo de sentimiento de manera habitual es una persona rencorosa.

Un perfil general del rencoroso

El individuo rencoroso tiene dificultades para olvidar los agravios de los demás, pues considera que son inaceptables y que no merecen su perdón. En lugar de disculpar al otro por su error, decide mantener las distancias o directamente deja de comunicarse con el causante de su malestar interior. Su resentimiento le hace sentir rabia, desprecio y deseos de venganza.

Analizando el origen

Todas las ofensas producen un efecto dañino sobre el ofendido. Ante ellas caben dos reacciones posibles: el resentimiento o la actitud compasiva que conduce al perdón.

Con respecto a su origen, el malestar personal del que padece rencor puede estar asociado al odio, al orgullo, a la vanidad o a la hipersensibilidad. Si alguien provoca en nosotros un profundo malestar, es muy probable que experimentemos odio hacia él. El odio y el rencor difícilmente pueden separarse y ambos se retroalimentan.

El individuo orgulloso no cambia de opinión con facilidad y por este motivo las ofensas que recibe no se mitigan con el tiempo y acaban afianzándose en su espíritu.

El vanidoso se ve a sí mismo por encima de los demás y, en consecuencia, si alguien le perjudica de alguna manera es muy probable que sienta hacia esa persona desprecio y rencor, pues alguien supuestamente inferior le ha ocasionado un perjuicio.

Las personas con hipersensibilidad pueden sentirse heridas con relativa facilidad y ese daño moral que experimentan desemboca en ocasiones en una actitud rencorosa.

Desde el punto de la psicología, el rencor actúa como un mecanismo de defensa y de manera inconsciente. Así, el resentimiento hacia el otro sirve para evitar enfrentarse a la situación que ha causado la ofensa. Este mecanismo acaba siendo dañino para el rencoroso, ya que su desasosiego y rabia no le permiten superar la ofensa y se mantiene anclado al pasado.

Hay estrategias para superar el rencor

Los psicólogos consideran que las actitudes rencorosas son muy perjudiciales para mantener el equilibrio emocional. Debido a ello, se recomiendan algunas estrategias a seguir: tomar conciencia del efecto corrosivo de este sentimiento, dejar de recrearse en el dolor que se experimenta y comunicar el malestar a la persona que ha causado el rencor.

Imagen: Fotolia. nuriagdb

Definición Siguiente >>