Definición de Romanticismo

RomanticismoSi alguien afirma "soy un romántico" pensamos que se trata de alguien sensible, que valora el amor como ideal y que es detallista con su pareja. No obstante, podríamos estar parcialmente equivocados, ya que un romántico es también el creador que forma parte de una corriente cultural, el romanticismo.

El Romanticismo como respuesta al Clasicismo

En el siglo XlX en Alemania y Gran Bretaña surgió un movimiento cultural que propugnaba superar los valores e ideales estéticos del movimiento anterior, el clasicismo. Los artistas clásicos se inspiraban en la razón y los románticos defendían nuevos valores, especialmente la pasión.

Los ideales del clasicismo defendían que la razón debía ser la guía de la humanidad. En contraposición, los autores románticos en cualquier disciplina artística reivindicaban ideales contrapuestos: la fantasía, los sentimientos, la nostalgia y lo subjetivo.

Un perfil general de los románticos

El Romanticismo se extendió inicialmente en Europa y posteriormente en América en el terreno de la música, la literatura y la pintura. Los autores románticos defendían una nueva manera de concebir el mundo y en este sentido eran partidarios de la libertad en todas sus manifestaciones.

El romántico es un idealista y un rebelde y por ello se inspira en un pasado imaginario para cambiar el presente (algunos movimientos nacionalistas europeos surgieron en el contexto del movimiento romántico).

El romántico es también un inconformista y por ello busca la evasión (es aficionado a los cementerios, a los paisajes inaccesibles y siente predilección por el mundo medieval). Los artistas intentan descubrir nuevos caminos estéticos y sienten fascinación por lo onírico, por los piratas, los fantasmas y las emociones intensas.

El hombre romántico entiende la naturaleza no en su dimensión científica sino que dirige su atención hacia todo aquello que agita sus emociones (la niebla, los truenos o el viento).

Los ideales del romanticismo exaltan la imaginación y lo fantástico. Al mismo tiempo, los valores románticos defienden los símbolos de cada territorio, la cultura autóctona y el carácter espiritual de una colectividad.

Si bien el romanticismo ha desaparecido como corriente cultural se puede afirmar que sus ideales todavía están vivos. Las actitudes románticas están vigentes en la atracción por el exotismo de otras culturas, en el compromiso revolucionario y en la exaltación del yo.

Imagen: iStock, Image_Source_

Definición Siguiente >>