Definición de Salud Pública

El estado es la institución encargada de velar por los intereses de la comunidad. El poder que ejerce el estado se concreta en todo tipo de áreas, una de ellas es la salud del conjunto de ciudadanos. En este sentido, se utiliza el concepto de salud pública.

Principios básicos de la salud pública

La promoción de la salud es una actividad prioritaria para cualquier estado, pues con ella se pretende mejorar las condiciones de vida de la población.

Para conseguir este objetivo general se llevan a término una serie de estrategias:

1) promover una correcta alimentación,

2) impulsar la actividad física y

3) divulgar hábitos relacionados con la higiene.

Estas estrategias se concretan en ámbitos muy distintos, como el mundo laboral, los procesos de elaboración de los alimentos o las políticas sanitarias.

La prevención de las enfermedades constituye un pilar fundamental de la salud pública, ya que es preferible evitar las enfermedades que curarlas. Para lograr este objetivo el estado pone en marcha estrategias diversas: campañas de vacunación, campañas informativas sobre el consumo de alcohol y de drogas, etc.

Las enfermedades también se pueden combatir a través de la educación. Los medios de comunicación públicos y los centros educativos en general tienen un papel protagonista para que el conjunto de ciudadanos tenga una buena educación sobre temas de salud pública.

El papel de la OMS en relación con la salud pública

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene un propósito general: que los habitantes de todo el planeta puedan mejorar en sus niveles de salud. Este organismo asesora a los diferentes estados para combatir y prevenir las enfermedades. En este sentido, la OMS publica periódicamente información sobre temas de interés general.

Las estadísticas sanitarias a nivel mundial abordan asuntos muy diversos: los porcentajes de mortalidad de los menores de 5 años, la tasa de mortalidad de cada enfermedad, el porcentaje de población con acceso a los servicios públicos de salud o el porcentaje de prevalencia del VIH, entre otros muchos indicadores.

En el campo de la prevención, la OMS hace hincapié en el acceso al agua potable, en el problema de la obesidad y en la alimentación de los lactantes. Estos aspectos son considerados como factores de riesgo para la salud pública.

Según datos de la OMS, uno de los parámetros más importantes para evaluar la salud pública de un país es la densidad de médicos por habitante (en Suiza, Australia y España hay 4 médicos por cada 1000 habitantes; en Bolivia, Túnez y Vietnam hay 1 médico por cada mil habitantes y en Jamaica, Nicaragua y Honduras hay menos de un médico por cada mil).

Imagen: Fotolia. Frantisek Keclik

Definición Siguiente >>